Glovo ya no quiere repartir solo comida y va a por Amazon: lanza los pedidos retail de menos de 35 minutos

Glovo lanza el modelo de negocio de repartos rápidos de menos de 35 minutos para conquistar el sector de los pedidos de conveniencia locales. Una ampliación de Glovo Market que ahora también ha llegado a acuerdos con empresas del retail.

0
117

Hipertextual-Ara Rodríguez

Glovo quiere volver a sus orígenes, pero apuntando a lo que ya han denominado la tercera generación del comercio. O lo que es lo mismo, la entrega ultrarápida de todo tipo de productos dentro de la ciudad.

La compañía de reparto de todo tipo de productos pronto convirtió el modelo de comida a domicilio en su base para el éxito. Compitiendo con JustEat Deliveroo y UberEats, Glovo pronto se posicionó como otra de las opciones esenciales que incluso cerraba acuerdos en exclusiva con grandes cadenas de alimentación.

Pese a todo, no eran pocas las veces que, desde la compañía, recordaban que sus operaciones abarcaban algo más que las horas pico de comida. Desde Glovo tomaron la decisión de invertir en esas otras vías de negocio. En 2018, la compañía anunciaba la creación de la red de Darkstores que diesen más peso a su nuevo modelo de negocio: Glovo Market. Una suerte de mercado de conveniencia en el centro de las ciudades capaz de competir de los grandes del sector, liderado por Amazon Prime.

Ahora, y con el tirón de la pandemia que ha posicionado el comercio online, Glovo quiere adelantarse a sus rivales. El unicornio quiere centrarse en los pedidos rápidos de hasta 35 minutos en todas sus geografías. “Queremos tener comercio online on demand”, explica Daniel Alonso de Glovo.

Para ello, Glovo quiere pasar de aquí a 2021 de las 20 darkstores a 100 operadas por la misma compañía dentro de las grandes ciudades. Sin mínimo de compra y con envíos gratis, el objetivo de la tecnológica es aumentar su capacidad hasta la fecha. Así como seguir con sus acuerdos con las grandes cadenas de alimentación de las ciudades.

Con una inversión de 20 millones de euros hasta 2021, Glovo también quiere abordar el modelo de negocio del retail. Una profesionalización de su actividad original que quiere convertirse en referencia dentro de la empresa bajo el nombre Q-Commercer. De nuevo basado en las entregas rápidas (menos de 40 minutos) dentro de las urbes para conectar al usuario con tiendas de juguetes, belleza, perfumería, etc. Es decir, la oficilización de los orígenes de Glovo a través de acuerdos con diferentes comercios haciendo un stock alternativo de sus productos. “Esto, además, les ofrece un canal de ventas alternativo a las empresas en un momento en el que la demanda online ha crecido”, apuntan.PUBLICIDAD

¿Competencia con Amazon o El Corte inglés? Glovo está muy seguro de su nueva propuesta de valor. “No es un tema de competir, sino de ofrecer algo diferente”, explica Alonso. Para Glovo, la diferenciación básica está en los tiempos de reparto que, hasta la fecha, Amazon no trabaja. Jugando, incluso, con la ventaja de evitar bajarse aplicaciones para los diferentes comercios locales registrados.

Glovo y su lucha con el modelo laboral

Este anuncio por parte de Glovo viene en un momento muy sensible para la compañía y sus rivales en el sector.

Con un importante caso perdido en el Supremo en lo que a falsos autónomos se refiere, y con una ‘Ley Rider’ a las puertas de la que poco se sabe hasta la fecha, Glovo asume que “esta nueva línea de negocio no afectará al modelo laboral existente, ya que son temas independientes”.

Desde la compañía, que mantiene un perfil bajo en lo que a laboralidad respecta, apuntan que este sistema podría ser una compensación a la saturación de pedidos en las horas de comida, ofreciendo más oportunidades laborales en las que ahora son horas valle.

De momento, y en cualquier caso, Glovo no cree que tenga que aumentar la flota de riders para cumplir con los pedidos prometidos en menos de 35 minutos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here