Google publicó en su blog una serie de cambios en las políticas de las grabaciones de audio con su asistente virtual. Entre ellos, incluye minimizar la cantidad de datos de audio almacenados con Google Assistant.

Otro de los cambios es una nueva configuración de Actividad de Voz y Audio (VAA), que consiste en activar o desactivar el permiso a Google para usar pequeñas muestras de audio, y así mejorar la comprensión de idiomas y acentos del asistente virtual.

Al activar la configuración VAA, los revisores humanos de Google podrán escuchar fragmentos de audio para mejorar la tecnología de habla. En la publicación, la compañía se compromete a no almacenar audios de usuarios hasta que no confirmen la activación de VAA.

En cuanto al proceso de transcripción de audio con revisión humana, Google tomará nuevas medidas para asegurar la privacidad de los usuarios. Según la compañía, los fragmentos de audio revisados nunca están asociados a ninguna cuenta específica.

Otro de los problemas de privacidad más inquietantes, luego de la revelación del método de transcripción de Google, Amazon o Apple, fue la activación involuntaria del asistente por algún ruido parecido a la frase “Hey Google”. Para ello, se plantea ajustar la sensibilidad, a fin de reducir las activaciones involuntarias.

La nueva política de VAA llegará a finales de este año.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here