Luego de que Google decidiera frenar las solicitudes de datos del gobierno de Hong Kong debido a protestas en la ciudad, la compañía salió a comunicar que no proporcionará más datos a las autoridades tras la promulgación de la nueva ley de seguridad nacional impuesta por China.

“Como siempre, las autoridades fuera de Estados Unidos pueden buscar los datos necesarios para investigaciones criminales a través de procedimientos diplomáticos”, señaló Google en un comunicado enviado por correo electrónico.

Asimismo, informó que revisó todas las solicitudes de datos y rechazó las “demasiado amplias” para proteger la privacidad de los usuarios.

La recién promulgada ley de seguridad nacional ha sido duramente criticada por Estados Unidos y ha aumentado las tensiones entre ambos países.

Google notificó a la policía de Hong Kong la semana pasada que ordenaría a los funcionarios que tramiten cualquier solicitud de datos a través de un Tratado de Asistencia Legal Mutua con Estados Unidos, que implica una ruta a través del Departamento de Justicia norteamericano, informó el Washington Post.

En julio, Facebook, Google y Twitter suspendieron el procesamiento de solicitudes gubernamentales de datos de usuarios en Hong Kong.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here