Google, Facebook y Twitter suspenden revisión de las solicitudes de Hong Kong de datos de usuarios

La nueva ley de seguridad le da a China el poder de limitar la disidencia política contra el Partido Comunista, por lo que es ilegal participar en actividades subversivas “para poner en peligro la seguridad nacional”.

429

Google, Facebook y Twitter pausaron el proceso de solicitudes de datos del gobierno de Hong Kong, en tanto revisan sus nuevas políticas de seguridad que entraron en vigor el primero de julio.

Cuando “la ley entró en vigencia, detuvimos la producción de cualquier nueva solicitud de datos de las autoridades de Hong Kong”, dijo un portavoz de Google a The Verge en un correo electrónico, y aseguró que continuarán “revisando los detalles de la nueva ley”.

Asimismo, Twitter detuvo su manejo de solicitudes del gobierno, y Facebook anunció su pausa el pasado lunes, de acuerdo con información del New York Times.

Las nuevas políticas responden a una ley de seguridad nacional de China en Hong Kong que se propuso en mayo. Se sabe que Hong Kong disfrutaba de una independencia significativa de China Continental; sin embargo, el gobierno central chino ha endurecido las restricciones en los últimos meses.

La nueva ley de seguridad le da a China el poder de limitar la disidencia política contra el Partido Comunista, por lo que es ilegal participar en actividades subversivas “para poner en peligro la seguridad nacional”.

Google, Facebook y Twitter han sido prohibidos en China durante varios años debido al “Gran Cortafuegos”, un grupo de sensores y monitores del gobierno que rastrean la actividad en línea.

Twitter señaló que evalúa las nuevas implicaciones, ya que los términos de la nueva ley son “vagos y sin ninguna definición clara”.

Asimismo, Facebook asentó que tiene un proceso para revisar las solicitudes del gobierno, que toma en cuenta sus propias políticas y leyes locales, además de las normas internacionales de derechos humanos. La compañía liderada por Mark Zuckerberg tiene oficinas en China y utiliza proveedores chinos para fabricar parte de su hardware, que incluye a sus auriculares Oculus y sus dispositivos de chat.