Google juega sus últimas cartas para atraer más desarrolladores a Stadia

La corporación de Mountain View anunció un recorte en la tajada que se lleva por las ventas de juegos, con el fin de seducir a más developers y engrosar su catálogo.

46

Hipertextual-Gabriel Erard

Google dio a conocer una nueva -y drástica- medida para salvar el destino de Stadia. La corporación de Mountain View anunció un recorte en el porcentaje de comisión que cobra por las ventas de videojuegos para su plataforma. La determinación busca atraer a más desarrolladores, engrosar su catálogo y tratar de cautivar a los jugadores, algo que realmente no ha logrado en su corta vida.

Según lo manifestado por los californianos, su tajada por la venta de juegos para Stadia por hasta 3 millones de dólares será del 15%. La decisión de Google se hará efectiva el próximo 1 de octubre y se extenderá hasta fines de 2023.

La novedad sobre Stadia se dio a conocer durante una nueva jornada del Google for Games Developer Summit. Ayer, en el mismo evento, los de Mountain View anunciaron que en Android 12 los usuarios podrán disfrutar de videojuegos mientras se descargan en segundo plano.

Stadia se niega a morir

Es lógico pensar que una motivación económica puede ser suficiente para atraer a la comunidad desarrolladora de juegos a Stadia. Sin embargo, el panorama no es tan sencillo para Google. Vale recordar que la compañía cerró sus propios estudios dedicados a crear títulos para su plataforma. Claramente, no ha dado el ejemplo puertas para adentro y eso puede costarle aún más caro.

No es la primera vez que el gigante de Mountain View apela a un recorte de comisión para atraer a desarrolladores a sus ecosistemas. Algo similar sucedió en marzo, cuando anunció que bajaría su tajada del 30% al 15% en Play Store desde el 1 de julio. Más recientemente, en tanto, lanzó Play Media Experience, un programa para reducir a la mitad las comisiones a quienes desarrollen apps optimizadas para Wear OS, Android Auto y Google TV. ¿Podrá Stadia resistir este mal momento?

Ya veremos si los desarrolladores ven que todavía existe potencial suficiente como para aprovechar esta oportunidad. Si esta medida no funciona, es probable que Google ya se quede sin alternativas para mantener con vida a Stadia, un producto que nunca ha podido despegar.