Amnistía Internacional advirtió en un informe sobre el peligro que representa para los derechos humanos de millones de personas la “vigilancia omnipresente” que Facebook y Google ejercen sobre los datos que recopilan de sus usuarios registrados.

La ONG señaló que su modelo de negocio es “intrínsecamente incompatible con el derecho a la privacidad”. También advirtió que plantea una amenaza para otros derechos como la libertad de expresión y opinión, así como para la libertad de pensamiento, igualdad y no discriminación.

De acuerdo con Kumi Naidoo, secretario General de Amnistía Internacional, “Google y Facebook dominan nuestras vidas modernas, acumulando un poder incomparable sobre el mundo digital”.

A pesar de que otras grandes tecnológicas como Apple, Amazon y Microsoft han adquirido poder en otras áreas, para la ONG, Google y Facebook dominan los principales canales en los que las personas de la mayor parte del mundo (excepto China) se conectan.

Las principales plataformas que poseen, como Facebook, Instagram, Búsquedas de Google, YouTube, WhatsApp, así como Android que sustenta la mayoría de los teléfonos inteligentes, se han convertido en una nueva “plaza pública”.

Aunque estas compañías ofrecen sus servicios a millones sin cobrar, a cambio, las personas pagan estos servicios con sus datos personales para ser rastreados constantemente para monetizar sus plataformas con publicidad personalizada.

Asimismo, Amnistía recordó cómo el caso de Cambridge Analytica expuso lo fácil que puede ser utilizar los datos de las personas para manipularlos e influirlos.

¿Una solución?

Como una posible solución, Amnistía Internacional ha propuesto que estas compañías cambien su modelo de negocio actual por uno que respete los derechos humanos de sus usuarios.

“Los gobiernos deben tomar medidas urgentes para revisar el modelo de negocio basado en la vigilancia y protegernos de los abusos de los derechos humanos corporativos”, aseguró la organización en un comunicado.

Un primer paso que propone es que los gobiernos promulguen leyes para garantizar que las empresas no puedan condicionar sus servicios a los usuarios para que “den su consentimiento” en la recopilación e intercambio de sus datos.

Respuesta de Facebook

La red social declaró estar en desacuerdo con la conclusión del informe de que sus prácticas atentan contra los derechos humanos de sus usuarios. Tal es así que señaló que su modelo de negocio le permite ofrecer un servicio importante para que las personas puedan ejercer su derecho a la libertad de expresión y ser capaces de conectar con todo el mundo (la libertad de reunión).

3 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here