Grupos ambientalistas y periodistas han sido blanco de phishing

Greenpeace y otras organizaciones ecológicas que han estado luchando contra la compañía petrolera Exxon Mobil han sido blanco de una operación de phishing mundial que lleva operando cuatro años.

0
268

Fiscales federales de Manhattan comenzaron una investigación penal contra una serie de ataques informáticos de tipo phishing que ha afectado a varios grupos ambientalistas y periodistas de Estados Unidos, según un informe de The New York Times.

Citizen Lab, un grupo de vigilancia de seguridad cibernética de la Universidad de Toronto, fue el responsable de informar los hallazgos. Según el reporte, la campaña de piratería estaba concentrada en organizaciones estadounidenses ambientalistas que han estado luchando contra la compañía petrolera Exxon Mobil.

Entre las organizaciones afectadas se encuentran el Fondo de la Familia Rockefeller, el Centro de Investigaciones Climáticas y Greenpeace. La operación global de piratería también se concentró en enviar correos electrónicos de phishing a docenas de periodistas en EE.UU. y en todo el mundo, como un intento de averiguar sus fuentes.

Al parecer, esta operación de piratería lleva cuatro años en funcionamiento y ya ha afectado a miles de personas alrededor del mundo. Los correos electrónicos fueron enviados a una amplia gama de objetivos, incluyendo funcionarios gubernamentales en varios países, compañías farmacéuticas, firmas de abogados, fondos de cobertura, bancos, organizaciones sin fines de lucro e incluso personas involucradas en procesos de divorcio.

Los atacantes se hicieron pasar por cuentas que pertenecían a sus propios colegas y abogados. Los correos de phishing a menudo se relacionaban con “un procedimiento legal impugnado, un problema de defensa o un acuerdo comercial”.

Esto sugiere que los hackers fueron contratados por clientes que buscaban recopilar información y correos electrónicos privados de sus adversarios en casos penales, transacciones financieras y otros eventos de alto perfil.

Por ahora, los fiscales están investigando a los responsables detrás de esta operación de hackeo, así como a los clientes que los contrataron. Sin embargo, esto es un caso difícil hablando en condiciones de anonimato. Mientras tanto, Exxon Mobil no ha sido acusada de ningún delito.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here