Guatemala | Posibilidad de internet para la educación

122
Estudiantes de una escuela primaria de Bulej, Huehuetenenango, en marzo de 2019. Simone Dalmasso

La Prensa Samuel Reyes

En Guatemala un problema que ha enfrentado la educación durante la pandemia, sobre todo la de niveles de preprimaria, primaria y secundaria es el escaso acceso a internet, especialmente en áreas rurales del país, por pobre o nula conexión, y debido a la falta de recursos para acceder a la misma. Las compañías que proveen el servicio, por razones obvias, dan prioridad a las áreas densamente pobladas y a los lugares con capacidad de pago, quedando olvidadas las comunidades rurales en donde reina la extrema pobreza. Existe una tecnología que puede ayudar a solucionar esta problemática: la infraestructura TV-WhiteSpace (TVWS), que consiste en aprovechar los canales “vacíos” de televisión; en realidad es un “uso dinámico del espectro”, según la coalición internacional de empresas e instituciones que la promueve: la Dynamic Spectrum Alliance (DSA). La tecnología fue desarrollada para establecer una conexión hacia internet utilizando los canales libres de televisión permitiendo comunicación de datos. Con la transición de la era analógica hacia la digital ocurre un uso mucho más eficiente de los recursos radioeléctricos. Por ejemplo, donde antes había un canal analógico ahora podrían ser hasta tres canales digitales, y con ello quedan canales libres que pueden ser utilizados por esta tecnología. Este tipo de infraestructura puede mejorar los servicios de conectividad y aplicaciones con el internet de las cosas (IoT). Actualmente hay ya equipos diseñados que permiten aplicar la tecnología, entre ellos los desarrollados por Carlson Wireless Technologies, 6 Harmonics, Metric System Corporation, Adaptrum, etc. La infraestructura TVWS puede ayudar a cerrar la brecha digital en el país, urge su aprovechamiento. Samuel Reyes Gómez

La conectividad a Internet es clave para la transformación digital y la inclusión, lo que es crucial hoy en día para el crecimiento y desarrollo social. Sin embargo, casi el 50% de la población mundial no está conectada, y además la cobertura es desigual: “la brecha digital” no solo existe entre diferentes regiones del mundo, sino también entre ciudades y áreas rurales. Guatemala no es la excepción. Esa brecha puede cerrarse al administrar adecuadamente las frecuencias. La DSA expresa “que los canales en blanco de TV UHF que nadie utiliza pueden aprovecharse para proveer internet de banda ancha a bajo costo y conectividad para el IoT, promoviendo la inclusión digital. Se trata de ubicar frecuencias libres, pero también de encontrarlas en porciones de espectro que puedan utilizarse”. En Guatemala, Albavisión, que posee los derechos de varias frecuencias, está tomando la iniciativa en conjunto con Microsoft para proporcionar la infraestructura con un enfoque social. Sin embargo, al parecer, las autoridades de la Superintendencia de Telecomunicaciones aún no toman conciencia de esta gran oportunidad, por lo que les hacemos un llamado a contribuir al facilitar los procesos y establecer normativas claras para evitar el aprovechamiento con fines de lucro en que se podría tornar la iniciativa cuando se descubra su verdadero potencial.

El internet podría llegar a muchos lugares del país, sobre todo a aquellos con escasa penetración y alejados de las ciudades. Existen ejemplos en otros países con mucho éxito en donde ha colaborado la Usaid, Microsoft, empresas de televisión abierta, de radiodifusoras y otras. Guatemala debe aprovechar la tecnología no solo para cerrar la “brecha digital”, sino para mejorar la educación. La realidad es que ya no deberían existir escuelas sin conexión a internet, pues la red se ha convertido en el medio para la comunicación de datos, para impartir clases, para intercambio de conocimientos, para simulación de laboratorios y para muchas otras cosas, el área rural puede acceder al conocimiento si a sus habitantes se les da la oportunidad, y esta tecnología podría permitirlo.