Estados Unidos ejecutó una operación cibernética secreta contra Irán, con el fin de descubrir la capacidad de Teherán para difundir propaganda y desinformación, según informó Reuters.

La operación fue llevada a cabo el mes pasado, a raíz de los ataques del 14 de septiembre en las instalaciones petroleras de Arabia Saudita, supuestamente orquestados por la inteligencia de Teherán.

La administración de Donald Trump destacó que contrarrestaron la amenaza iraní, sin caer en un conflicto más grande. Estados Unidos, Arabia Saudita, el Reino Unido, Francia y Alemania han culpado públicamente del ataque del 14 de septiembre a Irán, el cual ha negado su participación en el ataque.

El Pentágono ha respondido al enviar tropas y recursos adicionales para reforzar las defensas sauditas; sin embargo, se ha negado a hablar sobre el ataque cibernético, según informó Reuters.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here