Guyana | Billete de mil millones de dólares de Digicel

69

Jamaica Observer

Fuentes de noticias en Guyana informan que Digicel no ha pagado tarifas de licencia durante al menos cinco años, una cantidad que se estima supera los mil millones de dólares guyaneses.

La Agencia de Telecomunicaciones de Guyana facturó a Digicel estas tarifas pendientes en septiembre y solicitó que se pagaran en un plazo de 30 días. Mientras tanto, Digicel también ha sido acusada de usar espectro ilegalmente en algunas áreas, afectando la capacidad de otros proveedores para expandir sus servicios.

Sin embargo, Digicel, en respuesta a la solicitud de comentarios de Jamaica Observer , dijo el miércoles 6 de octubre de 2021 que el asunto se está resolviendo en los tribunales.

“El asunto está ante los tribunales de Guyana y, como tal, no estamos en condiciones de hacer más comentarios en este momento”, dijo un comunicado de la empresa.

Con una nueva licencia emitida en Guyana en 2020, Digicel ha estado haciendo campaña por más espectro para la expansión y actualización de sus servicios.

La compañía móvil dijo, en julio de este año en un comunicado de la compañía, que las solicitudes al Gobierno de Guyana han estado pendientes desde noviembre de 2020 y que los nuevos servicios y actualizaciones se han retrasado.

Hace un año, el gobierno de Guyana otorgó nuevas licencias de operación a dos operadores de telecomunicaciones después de una campaña de décadas para liberalizar la industria.

El logro se produjo después de una lucha de una década por parte de la empresa que desafió el monopolio de Guyana Telephone and Telegraph (GT&T) sobre el tráfico internacional hacia y desde Guyana. El tema de la liberalización en el sector de las telecomunicaciones se desbordó en los tribunales.

Se lograron avances legislativos y, el 6 de octubre de 2020, el primer ministro de brigada Mark Phillips entregó las licencias operativas y los documentos adjuntos a GTT, Digicel y E-Networks.

La distribución de licencias tuvo lugar un día después de que el primer ministro hubiera anunciado históricamente el fin del monopolio de 30 años de las telecomunicaciones en Guyana.

El Gobierno de Guyana emitió órdenes de apertura que liberalizaron el sector de las telecomunicaciones al poner en práctica la “Ley de telecomunicaciones de 2016” y la “Ley de servicios públicos de 2016”.

En un comunicado en ese momento, Digicel dijo que su proyecto Deep Blue One en la región proporcionaría la mejor conectividad de su clase a la Guayana Francesa, Surinam, Guyana y Trinidad y Tobago, con la oportunidad de conectar plataformas de petróleo y gas costa afuera en la parte posterior del boom de la industria en la región.

Oliver Coughlan, CEO de Digicel Group, señaló durante la ceremonia de entrega, las opciones de conectividad que la compañía brindaría, tanto en tierra como en alta mar, a las industrias de petróleo y gas en países como Guyana y Surinam.

La construcción, dijo, complementaría la red de fibra del Caribe Sur existente de Digicel, que tiene aproximadamente 3.000 km de cable submarino que conecta 20 islas en el Caribe Oriental, desde Trinidad y Tobago hasta Puerto Rico con conectividad a Miami y Nueva York.

Sin embargo, a mediados del año 2021, la empresa y el Gobierno de Guyana volvieron a estar en desacuerdo.

En julio de 2021, en un comunicado, el director ejecutivo regional a cargo de Guyana, Aruba, Bonaire y Curazao, Gregory Dean, describió: “El Gobierno ha sido transformador en la entrega de la liberalización. Ahora, para poder traer más beneficios a la gente de Guyana, necesitamos la confirmación del Gobierno de que el espectro que usamos para brindar estos y futuros servicios estará disponible. Nuestras solicitudes han estado pendientes desde noviembre [2020] y esto ha provocado que se retrasen nuevos servicios y actualizaciones “.

Dean indicó que la compañía ha invertido más de $ 4 mil millones de Guyana en la implementación de servicios LTE que brindan mayores velocidades y una experiencia de usuario mejorada en general para los clientes en la costa y áreas del interior como Linden, Bartica, Mahdia, Kwakwani, Mabaruma, Port Kaituma, Aroaima y Matthews Ridge.

La actualización de Puruni, que se ha retrasado debido a la mala accesibilidad de las carreteras, estaba programada para completarse en agosto con las mejoras meteorológicas previstas.

Esto, dijo, haría que los servicios LTE de Digicel estuvieran disponibles para aproximadamente el 83 por ciento de la población, “permitiendo que más clientes ahora disfruten del estilo de vida completamente digital”.