Halla ASF opacidad en licitación de CFE

0
138

Reforma Ailyn Ríos

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró que tras una licitación, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) adjudicó 45 contratos plurianuales por 871 millones 432 mil pesos a cinco proveedores en diciembre de 2019, sin considerar a concursantes que ofrecieran un precio menor.

El 20 de noviembre de 2019, CFE Transmisión convocó al Concurso Abierto Internacional de adquisición de bienes para el Proyecto de Conectividad Fibra Óptica Red Eléctrica Inteligente (REI), que puede ser usada para dar servicios de internet.

El fallo del concurso se emitió el 12 de diciembre de 2019 y se adjudicó un importe de 871 millones 432 mil pesos a cinco proveedores, formalizando 45 contratos plurianuales con vigencia del 20 de diciembre del 2019 a mayo de 2022.

La ASF mencionó que CFE no proporcionó información que justificara por qué no otorgó las partidas a los concursantes que ofertaron el precio menor, tampoco dio la autorización presupuestal ni el informe del Testigo Social que intervino en el proceso de adjudicación.

“Estamos acostumbrados desde hace 20 años a tener Testigos Sociales en todas las licitaciones o en casi todas las licitaciones, eso no es garantía de que no exista corrupción, pero al menos tienes un 80 por ciento de probabilidades de que exista idoneidad en la adjudicación y aquí no la tenemos”, dijo Jorge Fernando Negrete, especialista en telecomunicaciones.

El documento expone que en 33 contratos, las personas que firmaron por parte de CFE Transmisión sólo se acreditaron como “Apoderado Legal de CFE Transmisión”, sin señalar el puesto o cargo que tienen dentro de ella.

“Como representante de la institución tienes que comprobar que tienes el poder legal para eso (firmar contratos).

“Es como si estuvieran tratando de ocultar quién delegó esos contratos o como si ellos mismos en lugar que se firmara por el apoderado legal correspondiente lo hubiera firmado un prestanombres o alguien de la institución que no tiene la facultad”, apuntó Elizabeth Peña, especialista en telecomunicaciones y abogada.

En cuanto a los cinco proveedores que obtuvieron los contratos de CFE, la Auditoría encontró que Telnet Azteca, filial de la española Grupo Telnet y creada en 2018, ganó un contrato por 21.1 millones de pesos en la licitación pública aunque solamente tiene registrado un trabajador ante el IMSS, por lo que el Instituto tendrá que revisar la situación patronal de la empresa.

Al ser consultado, Telnet Azteca indicó que el hecho de contar con un sólo trabajador en México se debe a que todos los productos se elaboran en España y sólo se importan al País, mientras que el resto de sus operaciones se realizan mediante subcontratación.

Syncom International, otra de las empresas ganadoras que obtuvo un contrato de 16.5 millones de pesos debería ser fiscalizada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para constatar que haya cumplido con sus obligaciones fiscales.

Y es que Syncom presentó en ceros las Declaraciones Informativas de Operaciones con Terceros (DIOTS) y las declaraciones anuales correspondientes a 2018 y 2019, aun cuando recibió recursos por concepto de anticipos en diciembre de 2019 de parte de CFE Transmisión por 4 millones 149 mil pesos.

Grupo REFORMA consultó a Syncom sobre su postura, sin obtener respuesta.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here