Ericsson organizó un Live Unboxed, en donde ejecutivos de la compañía coincidieron en que la crisis del Covid-19 expuso aún más la brecha digital que hay entre los ámbitos rurales y los urbanos, debido a que reunió a muchas personas confinadas en sus hogares sin conexión a banda ancha o con conexiones deficientes.

Según Peter Linder, director de Marketing 5G de Ericsson Norteamérica, la mayor diferencia entre la zona urbana de la rural que dejó el Covid-19 fue cuando las personas tuvieron que trabajar desde sus hogares: “El mayor impacto de mover la oficina o la escuela al hogar fue que en las zonas rurales no cuentan con suficiente ancho de banda”.

En las áreas rurales de Estados Unidos, un tercio de las personas no poseen acceso a banda ancha, y si se toman en cuenta a las personas de bajos ingresos (no rurales) el porcentaje es mayor.

“Una de las cosas a derribar es el pensamiento que en las áreas rurales no se necesitan mayores velocidades (…); esta discusión ya ocurrió anteriormente en el salto entre dial up y el DSL. Y si en esta era de la economía digital queremos que estas áreas compitan con las mismas herramientas, deben contar con el mismo ancho de banda y tecnología”, puntualizó Linder.

Además, según comentaron los ejecutivos de Ericsson, en los últimos 12 años no se generaron empleos “digitales” que puedan realizarse desde la casa. Es esperable que el home office sea de las prácticas que más se queden tras la pandemia. “Las personas que viven en zonas urbanas y tienen trabajos digitales desde sus casas pueden estar tentadas a mudarse a las áreas rurales buscando un mejor paisaje, pero para que esto ocurra habrá que volver más infraestructura en las áreas rurales”.

También detallaron la necesidad de crear un campo inteligente para que coincida con las ciudades inteligentes, para eso hay que incluir a las comunidades rurales en las conversaciones 5G.

Además, según Lider, llevar mejor conectividad de calidad a las áreas rurales podría disminuir la cantidad de jóvenes que se alejan de estas zonas. “Cuando llegan a los 20, los jóvenes se mudan de las áreas rurales para ir a la universidad. Una estrategia crítica para el mundo del futuro es que tengamos gente educada que se quede también en las áreas rurales”, señaló.

Por su parte, David Zylka, CTO de Carolina West Wireless, un operador de telecomunicaciones rural, aseguró que el 5G va a potenciar lo que se venía haciendo en las redes 4G. Agregó que la tecnología deberá extenderse a las áreas rurales porque serán los mismos usuarios que demandarán mayor ancho de banda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here