G7 logra histórico acuerdo para aplicar impuestos a las big tech

420

Después de más de ocho años de debate, las economías más avanzadas reunidas en el G7 llegaron a un acuerdo el sábado para aplicarle una tasa impositiva corporativa de al menos el 15 por ciento a las empresas multinacionales como Amazon y Google, y a la vez reducir su incentivo para trasladar las ganancias a paraísos fiscales.

La tasa impositiva mínima global tiene como objetivo asegurar que las big tech paguen una mayor parte de los impuestos y no puedan reducir sus cargas tributarias a través de lagunas internacionales. El impuesto se extenderá hacia los ingresos de fuentes intangibles, como software, publicidad, entretenimiento, comercio electrónico, patentes de medicamentos y los derechos de propiedad intelectual.

El acuerdo entre los países del G7 (Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Canadá, México, Japón y Alemania) prepara el escenario para una adopción más amplia en la reunión del G20 que tendrá lugar en julio en Venecia (Italia).

De acuerdo con el comunicado del G7, los ministros de finanzas de estos países apoyan los esfuerzos “para abordar los desafíos fiscales derivados de la globalización y la digitalización de la economía y adoptar un impuesto mínimo global”.

“Nos comprometemos a alcanzar una solución equitativa en la asignación de derechos tributarios, con los países del mercado otorgando derechos tributarios sobre al menos el 20 por ciento de las ganancias que superen un margen del 10 por ciento para las empresas multinacionales más grandes y rentables. Proporcionaremos la coordinación adecuada entre la aplicación de las nuevas normas fiscales internacionales y la eliminación de todos los impuestos a los servicios digitales, y otras medidas similares relevantes, en todas las empresas. También nos comprometemos a un impuesto mínimo global de al menos el 15 por ciento país por país”, dice la carta del Grupo.

“Los ministros de Finanzas del G7 han llegado a un acuerdo histórico para reformar el sistema tributario global para adecuarlo a la era digital global”, aseguró el Ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, después de presidir una reunión de dos días en Londres, según publicó Reuters. Por su parte, la Secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, afirmó que el “compromiso significativo y sin precedentes” pondría fin a lo que ella llamó una carrera a la baja en los impuestos globales.

El diálogo sobre los impuestos a las big tech se reanimó en los últimos meses luego de las propuestas del nuevo presidente estadounidense Joe Biden.

Los ministros también acordaron avanzar para hacer que las empresas declaren su impacto ambiental de una manera más estándar para que los inversores puedan decidir más fácilmente si financiarlos.