Honduras I Radiografía a la crisis de la teleco Hondutel

107

Bnamericas

La grave situación económica de la empresa hondureña de telecomunicaciones Hondutel está lejos de resolverse y ahora se suma una movilización y el paro de sus trabajadores, que reclaman por salarios atrasados.

La paralización partió el miércoles de la semana pasada y, de acuerdo con la prensa local, son dos meses de sueldo más aguinaldo que la estatal debe a los cerca de 2.000 trabajadores en planta.

La histórica crisis de Hondutel se vio acrecentada por la pandemia de covid-19 y el impacto de los huracanes Eta y Iota, según un comunicado de la Secretaría de Finanzas.

En el año hasta el cierre de noviembre reportaba pérdidas de 273 millones de lempiras (US$11 millones). Hondutel incluso sufrió este año cortes de energía por falta de pago, lo que derivó en problemas en sus servicios de internet.

Además, al 30 de noviembre instituciones públicas tenían una mora con la compañía de aproximadamente 256 millones de lempiras.

En este contexto, el Congreso aprobó prolongar hasta julio de 2022 la amnistía tributaria para aquellas personas naturales y jurídicas que tengan adeudos con las empresas de servicios públicos, incluida Hondutel.

De esta manera, aquellas personas en mora podrán cancelar sus deudas sin recargos, multas ni intereses hasta el 30 de abril de 2022.

La difícil situación de Hondutel, y de otras empresas públicas hondureñas, será un problema a resolver para la próxima presidenta, Xiomara Castro, quien asumirá el 27 de enero.

En su plataforma electoral, la presidenta electa alerta de la necesidad de reformar la Ley de Energía y Telecomunicaciones para que sea “ambiental y económicamente sostenible e incluya un plan de sostenibilidad financiera de la [eléctrica estatal] Enee y Hondutel”, de acuerdo con el informe preparado por el instituto IDD-LAC.

La mandataria también propone implementar un plan de reestructuración integral y administración profesional de Hondutel que adopte “un nuevo giro y nuevos servicios a ofrecer, contrato colectivo justo, sostenibilidad financiera, indicadores, estándares y metas de productividad global y que garantice internet al sistema educativo”.

En algún momento se evaluó la privatización de Hondutel, pero el plan no prosperó. 

En agosto la administración actual anunció un nuevo plan de rescate de Hondutel, que incluía un cable submarino para mejorar la conectividad. Sin embargo, no se conocieron avances del proyecto.

PARTICIPACIÓN DE MERCADO

Aunque ofrece servicios de banda ancha y telefonía móvil, el principal negocio de Hondutel es la telefonía fija.

Sin embargo, este es un negocio que tiende a contraerse. En el último informe del regulador Conatel, con cifras al tercer trimestre, se observó una reducción del número de líneas telefónicas fijas de 5,75% con respecto al trimestre anterior al cerrar con un total de 517.078.

También se observa una baja en el consumo de servicios de telefonía fija. El tráfico telefónico originado por las redes fijas demuestra una caída de 2,36% con respecto al trimestre anterior, a 745 millones de minutos, señala Conatel. El 58% de las líneas de telefonía fija pertenecen a la estatal Hondutel.

Si bien Hondutel ofrece telefonía móvil, en las estadísticas de Conatel ni siquiera aparece como jugador de relevancia. El 61,2% del mercado corresponde a líneas prepagas de Tigo (Millicom) y el 28,7% a líneas prepagas de Claro (América Móvil). El resto del mercado, de modalidad de pospago, también se divide entre Tigo y Claro con un respectivo 5,79% y 4,27%.

Honduras cerró el tercer trimestre con 7,4 millones de líneas de telefonía móvil.