Honduras | Las empresas de telecomunicaciones invierten en la reducción de la brecha digital

164

El Heraldo

Afrontar la brecha digital en Honduras, así como en toda la región centroamericana, es un paso necesario para impulsar su desarrollo como nación. El principal reto actual para lograrlo es promover el acceso a internet.

En los últimos años las empresas de telecomunicaciones han aportado a la comunidad hondureña el 1% de sus ingresos brutos, provenientes de la prestación de sus servicios, entrando en vigor desde el 2014 a través del Fondo de Inversiones en Telecomunicaciones y las Tecnologías de la Información (FITT).

Este fondo es administrado por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) con el objetivo de financiar planes, programas y proyectos para facilitar prioritariamente el acceso y servicio universal de todos los habitantes del territorio nacional a las tecnologías de la información.

Desde entonces, Conatel asegura el acceso y mantenimiento a internet vía satélite de escuelas, plazas y parques públicos. A este importante esfuerzo se suman las acciones continuas por parte de las empresas de telecomunicaciones enfocadas en la disminución de la brecha digital.

Actualmente, Tigo es una de las empresas que lidera estas importantes acciones con sus programas de Responsabilidad Social Corporativa: Conectadas; Tigo Comunidades y Conéctate Segur@.

1. El programa Conectadas tiene por objetivo educar a las mujeres jóvenes y adultas, brindándoles las herramientas digitales y conocimientos para aprovechar sus talentos y mejorar sus oportunidades.

2. Con el programa Tigo Comunidades se brindan conexiones gratuitas de internet a instituciones educativas de escasos recursos a nivel nacional. Además, se capacita en el uso responsable de internet tanto a los estudiantes como a sus profesores y padres de familia.

3. El programa Conéctate Segur@ garantiza una educación digital a niños, jóvenes y sus familias para que conozcan las oportunidades y riesgos del internet.

A través de estos programas, hondureños de todas las edades han tenido la oportunidad de recibir información, capacitación y apoyo para aprender y ser parte del proceso de la transformación digital.