Honor corre el riesgo de formar parte de la lista negra de EE.UU.

Las agencias de seguridad de Estados Unidos debaten sobre si Honor también representa una amenaza a la seguridad nacional del país.

193

Todo parece indicar que los bloqueos comerciales contra las empresas de tecnología chinas siguen vigentes durante la administración de Joe Biden. 

Según informa The Washington Post, cuatro agencias de seguridad del gobierno estadounidense valoran la posibilidad de incluir al fabricante de teléfonos inteligentes chino, Honor, en la lista negra del Departamento de Comercio, que prohíbe las exportaciones de tecnología estadounidense para la empresa sancionada.

Honor, que fue vendida por Huawei el año pasado a un consorcio de varias compañías, conocido como Shenzhen Zhixin New Information Technology, había logrado eludir el veto del gobierno de Trump para lanzar smartphones con chips 5G de Qualcomm y los servicios de Google, como el nuevo Honor Magic 3. 

Sin embargo, los funcionarios han expresado su preocupación de que Honor esté “canalizando de forma ilícita chips de origen estadounidense a una entidad sancionada” o que Huawei esté financiando debajo del agua su negocio.

Entérate: Honor es ahora el tercer fabricante más grande de smartphones en China

También existen preocupaciones de que la empresa a la que Huawei vendió Honor está formada por inversores respaldados por el gobierno municipal de Shenzhen. Además, el actual Director Ejecutivo de Honor, George Zhao, así como otros ejecutivos e ingenieros eran parte del equipo de Huawei anteriormente.

Las cuatro agencias mencionadas se refieren a miembros del personal del Pentágono y del Departamento de Energía, quienes apoyan la inclusión de Honor en la lista. Por otro lado, sus homólogos del Departamento de Comercio y del Departamento de Estado se oponen.

Aún no está nada escrito, pero en caso de haber un empate, la decisión final tendría que salir por parte de Joe Biden. 

Te puede interesar: Huawei consigue aprobación de Estados Unidos para adquirir chips para vehículos

El presidente estadounidense ya está siendo presionado por los legisladores republicanos que exigen una política más agresiva para frenar el ascenso de China en el sector tecnológico. Asimismo dicen que la venta de Honor por parte de Huawei equivale a una clara “evasión del control de exportaciones”.

No obstante, el sector empresarial advierte que una mayor represión podría dañar la industria tecnológica estadounidense. Mientras que algunos expertos afirman que no existe una justificación para considerar que la fabricación de teléfonos móviles por parte de Honor signifique un riesgo de amenaza para la seguridad nacional estadounidense.