Huawei tiene el firme propósito de construir el “ecosistema automotriz 5G”, y por ello anunció su alianza con 18 compañías para acelerar el desarrollo comercial de vehículos conectados a 5G en China.

Dentro de esta alianza se encuentran los fabricantes de automóviles estatales FAW Group, SAIC Motor, Dongfeng Motor, Chang’an Automobile, Beijing Automotive Industry Holding, Anhui Jianghuai Automobile, Nanjing Automobile y Chery Automobile. Además de BYD, Great Wall Motors, Guangzhou Automobile y Zhengzhou Yutong Group.

Huawei señaló que la alianza “explorará y desarrollará conjuntamente valiosas aplicaciones de automóviles 5G”, y afirmó que los próximos dos años serán críticos para el mercado de vehículos conectados a la quinta generación.

Si bien la compañía no proporcionó el volumen de automóviles conectados que planea lanzar, ya ingresó a este mercado con el Baojun RC-6 de la empresa SAIC-GM-Wuling Automobile, lanzado comercialmente en diciembre del 2019, y construido con el módulo automotriz HiCar 5G de Huawei. El módulo MH5000 lo diseñó la compañía de semiconductores HiSilicon y ha sido sometido a pruebas viales exitosas en varias ciudades chinas.

Huawei forma parte del 5G Automotive Association, organismo internacional formado en 2016 que promueve los vehículos conectados y el desarrollo del sistema C-V2X (Cellular Vehicle-to-Everything) en China y en el extranjero. El año pasado, China inició más de 20 proyectos C-V2X y 13 fabricantes de automóviles publicaron sus hojas de ruta para el despliegue de la tecnología.

El sistema C-V2X combina comunicaciones a través de redes celulares para servicios basados ​​en la nube, como navegación e infoentretenimiento con comunicaciones de enlace directo con otros vehículos, infraestructura inteligente y peatones. Incluyen unidades a la orilla de la carretera, que conectan semáforos, cámaras y señales de límite de velocidad, para carreteras inteligentes conectadas a 5G.

La conexión de red inteligente y la coordinación vial mejoran la seguridad del tráfico, la eficiencia y reducen las emisiones, indicó el proveedor. Prueba de esto son los robotaxis que comenzaron a operar en Jiading, Shanghai, donde las carreteras están equipadas con sistemas C-V2X, lo que permite al robotaxi comunicarse con la infraestructura vial para obtener datos relevantes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here