Huawei busca poder llegar a un acuerdo con el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, para que el mandatario retrase la eliminación del fabricante chino de las redes móviles 5G, por lo menos hasta después de las elecciones en 2025, informó The Times.

Johnson ha recibido una fuerte  presión por parte de Estados Unidos y algunos legisladores británicos para prohibir al fabricante de equipos de telecomunicaciones chino por razones de seguridad. Pero la semana pasada, el Embajador de China en Londres, Liu Xiaoming, advirtió que deshacerse de Huawei enviaría un “mensaje muy malo” a las empresas chinas.

Se espera que antes del 22 de julio se publique una actualización del gobierno británico sobre la compañía china. La prohibición está contemplada para fines de 2021, por lo que el Consejo de Seguridad Nacional de Gran Bretaña se reunirá esta semana para tomar una decisión sobre el papel de Huawei en las redes del país.

De acuerdo con una fuente familiarizada con el asunto, se concluyó que debido a las prohibiciones estadounidenses, Huawei tendrá que usar microchips para abastecer a sus clientes; estos chips podrían no ser confiables, lo que hace que los riesgos de seguridad 5G sean imposibles de controlar por parte del gobierno.

“Las sanciones han cambiado la dinámica”, señaló Bob Seely, uno de los principales rebeldes conservadores. Ahora los parlamentarios piden dos cosas del gobierno: una “fecha sin kit nuevo”, después de la cual nadie pueda instalar equipos Huawei, y una “fecha de extracción”, en la cual la tecnología china tendría que ser eliminada por completo. Estas fechas son las que están a debate entre 2023 y 2025.

Las compañías de telecomunicaciones también han advertido sobre una pérdida de servicio si se ven obligadas a retirar el equipo chino a la brevedad. El Director Ejecutivo de BT Group, Philip Jansen, indicó que “requiere siete años” para retirar el kit Huawei 5G, y dejó en claro que si la prohibición se extiende a toda la red, sería “imposible hacerlo en menos de 10 años”.

BT necesitará llevar a cabo entre 15 y 20 grandes actualizaciones de software en los próximos cinco años. “Si no tiene estas actualizaciones, se generarán brechas en el software crítico que podrían tener implicaciones de seguridad mucho mayores que la restricción actual a Huawei”, indicó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here