Huawei reserva hasta un año de suministros por temor a que EE.UU. recrudezca las restricciones

Según Nikkei Asian Review, el gobierno de Donald Trump reduciría el margen de contenido estadounidense en equipos que adquiera la compañía y extendería la prohibición a otros productos como pantallas de cristal.

0
396

El gigante tecnológico chino Huawei está pidiendo a sus proveedores que aceleren la producción de equipos, especialmente para enrutadores, conmutadores y estaciones base 4G y 5G, con el fin de poder almacenar hasta un año de suministros extranjeros, pues prevé que el gobierno de Estados Unidos intensifique las sanciones contra la compañía el próximo mes.

Hasta ahora, los fabricantes, incluidos los estadounidenses que trasladaron su producción al extranjero, pueden vender productos a Huawei con máximo 25 por ciento de tecnología de EE.UU. Sin embargo, fuentes cercanas al asunto dijeron al Nikkei Asian Review que las nuevas reglas de prohibición disminuirían el límite de contenido a 10 por ciento o incluso a nada en absoluto.

La restricción también podría extenderse a equipos fabricados en Estados Unidos y a un mayor espectro de artículos sujetos al Reglamento de Administración de Exportaciones, impidiendo, por ejemplo, que empresas como Corning suministren vidrio a Huawei para sus teléfonos inteligentes o que Japan Display le venda pantallas de cristal.

Aunque el gobierno de Donald Trump había otorgado permisos temporales a compañías nacionales para hacer negocios con el gigante chino, informes anteriores señalaban que se espera un recrudecimiento de las sanciones por considerar que la tecnología de Huawei amenaza la seguridad nacional, en medio de una guerra comercial con China que aún no ha logrado resolverse del todo.

Según el reporte del medio asiático, Huawei ha aumentado sus pedidos a proveedores asiáticos, por lo que estos tuvieron que modificar sus horarios de producción, aunque les preocupa que de un momento a otro las órdenes se reduzcan y tengan dificultades para colocar los productos.

El fabricante chino también está presionando a las compañías que lo suministran para que aumenten o trasladen su producción a China, como parte de su plan de supervivencia, luego de que las ventas no cumplieran con lo esperado por Huawei y dado que el negocio de teléfonos inteligentes se tambalea, debido a los impedimentos que tiene para integrar servicios y aplicaciones de Google.

Ren Zhengfei, director Ejecutivo de Huawei, dijo en agosto que aumentaría el gasto en la producción de equipos, y pidió a sus trabajadores “entrar en modo batalla” para aprovechar el nuevo plazo que le dio Estados Unidos para adquirir suministros de empresas nacionales. Hace unos días, señaló que la compañía se encuentra preparada de resistir algo peor.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here