Huawei retiró una demanda contra el Departamento de Comercio de Estados Unidos y otras agencias después de que el gobierno devolviera el equipo de telecomunicaciones que había incautado bajo sospecha de violaciones de los controles de exportación, según una presentación judicial.

El equipo fue confiscado por funcionarios estadounidenses en Alaska en septiembre de 2017 en el camino de regreso a China, después de una prueba de laboratorio en California. La demanda había sido interpuesta en junio por separado de la demanda que el fabricante chino había interpuesto en contra del veto general de su equipo en Estados Unidos.

Recomendado: Pese a veto de Trump, Huawei eleva ventas e ingresos durante el primer semestre de 2019

En un comunicado, Huawei dijo que el gobierno de Estados Unidos determinó después de una investigación que no se necesitaba una licencia de exportación para el envío, pero  se negó a proporcionar una explicación completa de lo que Huawei llama la detención “arbitraria e ilegal” del equipo durante dos años.

Veto

Huawei ha estado en la lista de entidades del gobierno de Estados Unidos desde mayo, ante las preocupaciones de que representa una amenaza para la seguridad nacional y que su equipo puede usarse para espionaje, alegaciones que la compañía ha negado. La lista negra de comercio le impide comprar a proveedores estadounidenses sin obtener primero la autorización del gobierno.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here