Hyundai trabaja en un coche autónomo que se convierte en robot

Hyundai anunció el TIGER, un concepto de coche autónomo que puede convertirse en un robot de cuatro patas para desplazarse en todo tipo de terreno.

0
97

Hipertextual-Luis Miranda

Hyundai no participará en el Apple Car, pero eso no quiere decir que se vaya a quedar de brazos cruzados en el desarrollo de nuevas tecnologías. El fabricante anunció hace unos días que trabaja en un coche autónomo que puede convertirse en una máquina de cuatro patas, como si fuera un Transformer.

El vehículo está siendo desarrollado por el grupo interno New Horizons Studio, en asociación con Autodesk y Sundberg-Ferar. Conocido como TIGER, el concepto fue diseñado para transportar cargas útiles sobre terrenos remotos o de difícil acceso.

TIGER tiene tracción en las cuatro ruedas y un sistema de locomoción de piernas. Según Hyundai, el vehículo tiene un gran espacio de carga y puede desplegarse en situaciones de emergencia. El chasis incluye sensores de observación remota y puede conectarse a drones para transportarlo a otro lugar.

TIGER, el Transformer de Hyundai

En términos de funcionamiento, el TIGER opera como un vehículo convencional sobre cuatro ruedas. En caso que se atasque o que encuentre un terreno por el que no pueda trasladarse, se activan las piernas. Estas articulaciones también mantienen la carga nivelada mejor que otros coches.

Por ahora el TIGER se encuentra en etapa de concepto y no existen planes de producirlo en masa. Hyundai tomó muchos elementos del Elevate, otro modelo de vehículo autónomo con cuatro patas. Mientras que Elevate está enfocado en transportar pasajeros, el TIGER es exclusivo de carga.

De acuerdo con Hyundai, los coches con piernas robóticas podrían abordar situaciones de conducción desafiantes. Ejemplos de ello serían salvando vidas en desastres naturales o apoyando a personas con sillas de ruedas para ser transportados en situaciones donde no existan rampas en las aceras.

New Horizons Studio, la división de Hyundai encargada de este coche, también trabaja en otros conceptos de vehículos autónomos.

El estudio se encuentra en el corazón de Silicon Valley, una posición privilegiada para trabajar con los gigantes de la industria de la tecnología. Hasta hace unos días, el fabricante estaba aprovechando su situación geográfica y experiencia en la industria para trabajar con Apple.

Hyundai cometió el error de confirmar públicamente que estaba en negociaciones con Apple, algo que molestó a la empresa de Cupertino. Aunque el Apple Car está a más de un lustro de distancia, Apple continúa evaluando el mercado para definir el próximo paso. Lamentablemente para Hyundai, su colaboración en este proyecto quedó fuera de cualquier consideración.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here