IBM presenta chip con aceleración por IA integrada para el sector financiero

300

En la más reciente actualización de la serie Z de sus procesadores, IBM presentó una nueva iteración que agrega capacidades de aceleración de Inteligencia Artificial (IA) en el chip para permitir que clientes empresariales realicen inferencias de Aprendizaje Profundo mientras se realizan transacciones para capturar información comercial y combatir el fraude en tiempo real.

Durante la conferencia anual Hot Chips, IBM dio a conocer los detalles del próximo procesador Telum, diseñado para llevar la inferencia de Deep Learning a las cargas de trabajo empresariales para ayudar a enfrentar transacciones relacionadas al fraude en tiempo real.

Mediante un comunicado, la compañía señala que el procesador tuvo tres años de desarrollo, con la intención de integrar aceleración por hardware, diseñado para ayudar a los clientes a lograr conocimientos comerciales a gran escala en aplicaciones bancarias, financieras, comerciales, de seguros e interacciones con los clientes. Se planea un sistema basado en Telum para la primera mitad de 2022.

La compañía explica que actualmente las empresas suelen detectar actividades fraudulentas hasta después de que ocurrieron, un proceso que puede llevar mucho tiempo y una gran demanda de capacidad de cómputo debido a las limitaciones de la tecnología actual, especialmente cuando el análisis y la detección del fraude se realizan lejos de las transacciones y los datos de misión crítica.

Debido a los requisitos de latencia, la detección compleja de fraudes a menudo no se puede completar en tiempo real, lo que significa que un mal actor podría haber comprado con éxito bienes con una tarjeta de crédito robada antes de que el comercio se dé cuenta de que se ha cometido un fraude, según IBM.

Según el Libro de datos de la red centinela del consumidor de 2020 de la Comisión Federal de Comercio (FTC) en Estados Unidos, los consumidores informaron haber perdido más de 3.3 mil millones de dólares por fraude en 2020, en comparación con 1.8 mil millones en 2019.

La compañía asegura que Telum puede ayudar a los clientes a transitar de una posición pasiva en la detección de fraude a una posición de prevención de delitos, permitiéndoles prever delitos a escala, sin afectar los acuerdos de nivel de servicio (SLA).

La arquitectura integrada en el chip permitirá a los clientes aprovechar toda la potencia del procesador de IA para cargas de trabajo específicas de esta tecnología, lo que lo hace ideal para cargas de trabajo de servicios financieros como detección de fraude, procesamiento de préstamos, compensación y liquidación de operaciones, antilavado de dinero y análisis de riesgos.

El chip contiene ocho núcleos de procesador con una profunda canalización de instrucciones superescalar out-of-order, que se ejecuta con una frecuencia de reloj de más de 5 GHz, optimizada para las demandas de cargas de trabajo heterogéneas de clase empresarial.

La infraestructura de interconexión de chips y caché completamente rediseñada proporciona 32 MB de caché por núcleo y puede escalar a 32 chips Telum. El diseño del módulo de doble chip contiene 22 mil millones de transistores y 19 millas de cable en 17 capas de metal.