Excélsior – José Yuste

La reunión entre López Obrador y los miembros del Instituto Federal de Telecomunicaciones fue la semana pasada, en Palacio Nacional. Hoy, el propio mandatario dio a conocer el encuentro, en donde se reunió con los consejeros del IFT, encabezados por el presidente del Instituto, Gabriel Contreras. ¿El tema? Cómo poder resarcir la falta de internet en áreas rurales y pobres. Ahí, los consejeros del IFT le comentaron al Presidente que el Estado sí puede llegar a tener empresas de telecomunicaciones, guardando la neutralidad de la competencia, es decir, públicos y privados deben sujetarse al principio de neutralidad. Y sí: podría existir una empresa pública, una concesión pública de uso comercial y que brinde servicios a los usuarios finales, en lugares donde no exista oferta de servicios. En otras palabras, sí podría haber una compañía de telefonía estatal, siempre y cuando no tenga subsidios. Ahora, el problema: ¿tenemos dinero para una compañía estatal y es lo mejor?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here