IFT otro caso polémico en telefonía pública, desecha denuncia de CONATEL vs TELMEX y casetas a la baja

0
345

El Heraldo de México – Alberto Aguilar

NO ES NINGÚN secreto la tendencia a la baja que muestra la telefonía fija y junto con ella la pública, esto es las casetas, aún tan indispensables para quienes no tienen un celular.

Además en un país amenazado por los sismos, ésta es una vía que tendría que pertrecharse por las emergencias.

En países como EU, con autoridades regulatorias fuertes, la telefonía pública inclusive se subsidia o se le ha apoyado para que otorgue publicidad exterior como en NY.

En la CDMX de Claudia Sheinbaum algunas empresas privadas de ese negocio intentaron apuntalar su rentabilidad con esa opción. Mejor Radio Fórmula de Rogerio Azcárraga logró un negocio de “mupis”, publicidad que no ofrece servicio alguno a la comunidad.

Mientras que en 2006 el número de casetas telefónicas era de 846 mil unidades en el país, a la fecha se está en 700 mil.

Obvio la protagónica es TELMEX de Carlos Slim Helú con 65% del universo.

Claro que en la facturación de la telefónica predominante que dirige Héctor Slim Seade, ese segmento no pinta.

Cabe recordar que tampoco puede desaparecerlo porque ese servicio es obligatorio en su título de concesión.

Sin embargo ahí también las condiciones con las que se maneja TELMEX no son las más favorables para que florezcan otros competidores como BBG de José Galicot Behar, Logitel de Luis Felipe Ahumada, Maxcom a cargo de Lauro Cantú o Alta Grupo de Salvador Abascal, entre otros.

El cobro se rige por una renta fija y servicio medido. Dado que el flujo de llamadas ha caído más del 90% en 10 años, la rentabilidad para esas firmas también se ha estrechado.

Este es otro expediente que ilustrar la falta de eficacia del IFT que lleva Gabriel Contreras para equilibrar la competencia.

En junio del 2016 la compañía Comercializadora Nacional Telefónica (CONATEL) que comanda Manuel Paniagua presentó una denuncia por prácticas relativas vs TELMEX en el terreno de la telefonía pública. Sin embargo a finales del 2018 fue desechada en una decisión polémica.

No fue sencillo para CONATEL llegar al pleno del IFT en noviembre pasado. El problema es que para entonces el expediente estaba sentenciado por Paulina Martínez Youn titular de la autoridad investigadora.

En las actas de esa reunión consta que sus argumentos para echar abajo el asunto fueron cuestionados por algunos comisionados entre ellos Arturo Robles. Se votó 3 a 2 a favor de TELMEX y entre los que influyeron estuvo el propio Contreras presidente del IFT.

Para CONATEL, que es una Pyme, hubo desánimo por la importancia que tenía el expediente para su sobrevivencia y quizá para el de la telefonía pública. Antes había fracasado para que TELMEX suavizara sus condiciones comerciales.

En la vorágine saldría luego a la luz la relación como pareja de Martínez Youn con el abogado Miguel Ángel Bisoño, quien defendió a TELMEX primero para un despacho privado y luego en el equipo legal de esa telefónica.

Esa actuación de la titular de la autoridad investigadora del IFT no es excepción. La diputada Rocío Barrera de Morena ya presentó una iniciativa para modificar el artículo 28 de la Constitución con el fin de que esa unidad reporte al Senado, por su discrecionalidad.

CONATEL ya presentó un amparo con la esperanza de que el poder judicial corrija la plana al IFT.

La semana pasada le platicaba de la presión que hay para retrasar la separación de TELMEX, en el contexto de un IFT opaco, esquivo y al interior sin contrapesos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here