IFT, renovación del Pleno

0
83

Excélsior Alicia Salgado

Al mismo tiempo que en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, que encabeza la panista Patricia Terrazas, se votaba, por 14 votos a favor, 8 en contra y cero abstenciones, el dictamen de reforma a la Ley Federal de Derechos, entre ellas una reducción de las cuotas para la explotación y aprovechamiento del espectro radioeléctrico destinadas a servicios móviles, en el Senado, el presidente de la Jucopo, Ricardo Monreal, confirmaba que se había iniciado el proceso de selección del nuevo presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), porque los coordinadores de los diferentes grupos parlamentarios del Senado no han logrado consenso. Así es de que “se cocina lento”.

El primer punto fue una gran rectificación del equipo del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y de la sensibilidad que a veces sorprende entre diputados y senadores, por el efecto que tendría la elevación de los derechos en la banda de 800 Mhz para la telefonía en México, punto en el que el análisis/opinión enviado al Senado y a la Secretaría por el pleno del IFT, presidido de manera interina por Adolfo Cuevas, fue decisivo para convencer de la equivocada política de derechos que colocaba al país como uno de los más caros en materia de espectro, al ubicarse 60% más caro que la media internacional.

La segunda parte tiene que ver con que ayer el Senado retomó el proceso de entrevistas de quienes se registraron como aspirantes a presidir el Pleno de la Comisión, pues si considera que Mario Fromow no se registró, dado que su periodo termina en febrero de 2021 (y no son reelegibles), en marzo se realizaron dos entrevistas presenciales (Sóstenes Díaz, designado en 2017, y Ramiro Camacho, el único comisionado propuesto hasta ahora por la 4T en 2019) y faltaban tres que se realizaron de forma virtual este lunes: Javier Juárez (2016), Arturo Robles (2017) y Adolfo Cuevas (cuyo periodo vence en febrero de 2022 y por ser el decano ocupa la presidencia interina desde que se fue Gabriel Contreras.

Hay dos posibilidades en puerta y dependerá de la estrategia que defina el consejero jurídico y la presidencia, pues con la eliminación de la Subsecretaría de Telecomunicaciones de la SCT, de Jorge Arganís, el IFT es, de facto, el brazo regulatorio y de política pública en la materia y, durante la pandemia, prácticamente así ha funcionado, proveyendo de apoyo a programas para los consumidores con planes convenidos con los operadores de Telcom y apoyo completo al proceso de teleeducación, proveyendo canales digitales para Aprende en Casa 1 y 2.

La decisión requiere mayoría calificada (2/3 partes de los presentes) y no se puede olvidar que la sustitución de Contreras no ha concluido y apenas fue retomada por el Comité de Evaluación Inegi/Banxico, tras haber reprobado a la veintena de participantes mujeres que se presentaron en la primera elección, y reinició el proceso, ahora mixto (en paralelo a la selección en la Cofece), para que los 68 aspirantes presenten examen el 10 noviembre y puedan entregar selección de propuestas para que el Senado elija antes de que termine el periodo. En estas condiciones, el Senado podría tomar una de 4 alternativas, considerando que al presidente López Obrador le gusta decidir quién ocupa la presidencia de los organismos autónomos: 1) avanzar lento en el proceso de selección para que alguna o alguno de las o los aspirantes de la 4T pueda ser electo y ese aspirante también ser nombrado comisionado o, 2), dejar que Adolfo Cuevas permanezca, dado que ha hecho un buen papel como interino y su encargo venza en febrero del 2022, para facilitar la renovación del comisionado en curso y avanzar en la del tercer comisionado (Fromow se va en febrero). Esto les permitiría acumular 3 posiciones. 3) Elegir como su presidente al único comisionado de la 4T, pero, por lo visto, el grupo de Morena se la piensa y, 4), esperar a que de la terna que resulte en el proceso de selección de este año tengan a un candidato con el que se sientan cómodos para presidir el IFT.

Recordemos que el proceso de selección de comisionados en el IFT y en la Cofece aún preserva autonomía de estos órganos técnicos autónomos, porque el proceso de selección no lo realiza el Presidente, lo que lo hace más complicado para sus costumbres, el control no técnico del IFT. Cocinarán lento, el mensaje es claro.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here