La titular de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) de Chile, Pamela Gidi, afirmó que “5G no es una herramienta de cierre de la brecha digital, y el gran problema lo tenemos en Internet fijo”, durante una sesión de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones del Senado, en donde recibió críticas por no haber incluido condiciones de cobertura rural en las bases de la licitación de espectro para la red de quinta generación.

Con miras a avanzar en la conectividad rural, la Subtel está atendiendo los obstáculos de oferta y demanda de la banda ancha fija de alta velocidad, por medio de una iniciativa de ley para considerar a Internet como un servicio universal y al buscar otorgar subsidios para solventar el acceso al servicio, dijo Gidi.

Adolfo Oliva, jefe de la División de Política Regulatoria y Estudios de la Subtel, advirtió que las contraprestaciones de cobertura rural la terminan pagando los usuarios finales, y realmente no es la solución. En términos de cobertura móvil, Chile está a la par de países desarrollados, pero para zanjar la brecha digital se debe apuntar a expandir la banda ancha fija, considerando tecnologías satelitales, acceso inalámbrico fijo u otras más eficientes para ese fin, explicó.

En la reunión, el experto del Centro de Investigación en Ciberseguridad de la Universidad Mayor, y exsubsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf, expuso que, a diferencia de otros países donde las subastas tienen fines recaudatorios, en Chile se hace un “concurso de belleza” en el que se privilegia un proyecto técnico y los ingresos para el Estado son bajos.

Por ello, destacó que es muy importante definir contraprestaciones en la asignación de frecuencias para 5G, porque de no ser así se exigen escasas inversiones por el recurso radioeléctrico que tiene un alto valor para el país. Agregó que el gobierno puede reestablecer las obligaciones en las bandas de 700 MHz y AWS, y pedir prestación de servicios de emergencia.

La Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) también pidió que se repongan las condiciones de cobertura para las zonas rurales en el concurso 5G, ya que aún faltan cientos de localidades por conectar y el gobierno no puede desaprovechar esta oportunidad para extender el alcance de Internet.

Sebastián Piñera, presidente de Chile, presentó las bases del concurso este lunes, en el que se asignarán frecuencias en la banda de 700 MHz, AWS, 3.5 GHz y 26 GHz. En las bases de la licitación se sustituyeron las obligaciones de cobertura rural por algo equivalente llamado polígonos industriales o georreferenciados, como aeropuertos y carreteras.

Oscar Cabello (asesor de la Conadecus) y Huichalaf criticaron que algunos de los lugares contemplados ya tienen cobertura (4G o anteriores) o son a los que la industria de todas maneras iba a llegar, pero se deja fuera a poblaciones aledañas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here