En medio de la crisis causada por el COVID-19, el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) determinó que los concesionarios de servicios públicos de telecomunicaciones dispongan de todos los recursos necesarios para garantizar la continuidad sin interrupción de los servicios que prestan.

Las directrices se establecieron en la resolución PRE-002-2020 publicada por el Indotel, donde destaca que los servicios de telecomunicaciones “resultan fundamentales para asegurar la mayor productividad posible de otros sectores, así como el acceso a información pertinente y oportuna por parte de los usuarios y consumidores”.

Otra de las directrices contempladas en el texto es que no podrán ser suspendidos o cancelados los servicios de telecomunicaciones del usuario o consumidor, mientras perdure el estado de emergencia.

Recomendado: Brasil regula el uso de la telemedicina ante pandemia del COVID-19

En ese mismo periodo, y durante los cinco días posteriores a su terminación, el documento prohíbe la generación de cargos por concepto de mora o retraso en el pago de los servicios de telecomunicaciones.

El órgano regulador consideró como oportunas estas medidas a tomar por las prestadoras de servicios de telecomunicaciones durante el tiempo en que se encuentre vigente el estado de emergencia declarado por el Poder Ejecutivo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here