Industria fintech, una gran ganadora digital ante Covid-19

En México, la pandemia ha provocado una aceleración en el crecimiento del ecosistema fintech, debido a la necesidad de obtener servicios y financiamiento en línea.

1007

Al menos desde el 2017, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) identificó que América Latina se encontraba en un momento favorable para el desarrollo del ecosistema fintech, debido a la conjugación de factores como la disponibilidad de tecnologías de bajo costo y ubicuas, la existencia de talento joven y la proliferación de emprendimientos y de inversores importantes.

Hoy, ante la pandemia de Covid-19, en medio de una crisis mundial sanitaria y económica, esta industria ha ganado impulso y se perfila para ser una de las ganadoras digitales durante la contingencia, debido a que la curva de aprendizaje de las empresas de este tipo se ha acelerado, dijo a DPL News el Director Ejecutivo de la fintech mexicana CapitalTech, Rubén Galindo.

CapitalTech es una firma regiomontana especializada en brindar créditos o factoraje a las pequeñas y medianas empresas (pymes) interesadas en exportar. Dentro del ecosistema fintech, es uno de los actores involucrados en la digitalización de las pymes a través de la adopción de nuevas soluciones para acceder a servicios financieros y relacionarse con ellos.

Las pymes con las que trabaja esta compañía se habían mostrado antes más reticentes a trabajar de manera digital, al firmar contratos en línea o hacer diferentes transacciones por este canal, pero eso es algo que ha cambiado con la pandemia; ahora la mayoría de las empresas buscan conectarse. Así ejemplificó Galindo el impulso que han tenido las fintech durante los últimos meses.

A raíz del confinamiento impuesto en la pandemia, las compañías de tecnología financiera han tenido varias oportunidades para crecer debido a la necesidad de obtener servicios y financiamiento en línea y de manera ágil, lo que implica la posibilidad de conseguir nuevos clientes, de acuerdo con estimaciones de Deloitte.

México y Brasil son los dos países de la región en donde se concentra una mayor cantidad de emprendimientos fintech, según el BID. Para Galindo, las grandes fortalezas de la nación mexicana es que la industria financiera ya era muy avanzada incluso antes de la era fintech y existe todavía una importante falta de bancarización.

Además, la conocida “ley fintech” ha trazado un marco para incentivar el crecimiento de la tecnología financiera, aunque aún deben detallarse varios aspectos y precisar reglas para estar a la par de la evolución tecnológica y de países como Singapur, consideró.

La Ley que Regula a las Instituciones de Tecnología Financiera o ley fintech entró en vigor hace dos años y traza las directrices para regular a los actores que prestan servicios financieros mediante la tecnología.

Recomendado: La inversión global en fintech aumentó 120% en 2018

Digitalizarse o morir

Entre las pymes mexicanas, Galindo destacó que en la actualidad la transformación digital es un asunto de supervivencia y un proceso que brinda oportunidades para crecer y tener una mayor rentabilidad.

CapitalTech atiende a clientes empresariales de más de dos docenas de sectores productivos. Entre ese abanico, el directivo advirtió que la adopción de tecnologías digitales permite crear valor, pues, por ejemplo, “una pyme que no se tecnifica no puede vender a través de los canales digitales”.

Además, Galindo resaltó que el aprovechamiento de los datos es uno de los desafíos para las pequeñas y medianas empresas, pues en su análisis y tratamiento está la oportunidad de entregar productos y servicios mejorados y personalizados; al igual que el uso de tecnologías como la nube, ya que les permite potencializar sus operaciones sin hacer desembolsos mayúsculos.

En el modelo de riesgos y crédito, los datos sobre si una compañía se encuentra invirtiendo en innovación o no son muy relevantes para decidir si se le respalda. Si una firma tiene proyectos de transformación digital, eso representa un valor agregado y un elemento crucial a tomar en cuenta al estudiar su plan de acción, explicó el empresario.