Los ingresos operativos consolidados totales de Verizon en el segundo trimestre de 2020 fueron de 30 mil 400 millones de dólares, un 5.1 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado.

Esta disminución fue principalmente resultado de una baja significativa en los ingresos de equipos inalámbricos, por el cierre de algunas tiendas y el impacto del Covid-19 en el comportamiento de los clientes.

Los ingresos de su unidad “Consumer” fueron por 21 mil 100 millones de dólares en el segundo cuarto, lo que supone una baja interanual del 4 por ciento. A pesar de la disminución, en esta filial la compañía reportó 72 mil adiciones netas de clientes pospagos minoristas y 10 mil adiciones netas de Internet fijo.

Las ventas de su unidad “Business” bajaron un 3.7 por ciento, año contra año, a 7 mil 500 millones de dólares. Mientras que Verizon Media obtuvo ingresos por mil 400 millones de dólares, con una caída del 24 por ciento.

En este periodo, la compañía redujo su deuda en 4 mil 900 millones de dólares. El saldo de la deuda neta no garantizada quedó en 102 mil millones de dólares.

La inversión en el primer semestre alcanzó los 9 mil 900 millones de dólares, que respaldaron la capacidad de crecimiento del tráfico en las redes de Verizon y el despliegue de sitios adicionales de fibra y radiobases para expandir 5G.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here