Pese a haber sido incluído en la lista negra de Estados Unidos, ZTE elevó 13 por ciento sus ingresos hasta los 44 mil 610 millones de yenes durante el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2018.

Además, el beneficio neto atribuible a los accionistas ascendió a mil 047 millones, lo equivalente a 118.8 por ciento más año con año.

La compañía de telecomunicaciones china reportó un gasto de 6 mil 047 millones de yenes en investigación y desarrollo, lo cual representa 14.5 por ciento de los ingresos operativos, de acuerdo con su informe financiero.

Durante 2018, ZTE perdió mil 040 millones de dólares, debido a que tuvo que pagar una multa por casi el mismo valor en Estados Unidos, así como una garantía. Sin embargo, confió en que el desarrollo de 5G levantaría su negocio. En este semestre, reiteró que hasta la fecha cuenta con 25 contratos comerciales para trabajar en la nueva red, en China, Europa, Asia-Pacífico y Medio Oriente.

También destacó que ha completado al menos 30 pruebas comerciales y de red para sus productos de transporte de extremo a extremo, y que su chipset alcanzó un nivel muy bajo de latencia.

En el segmento de consumo, mantiene colaboración con 20 operadores en materia de 5G, incluso después de que también le afectara la prohibición de Estados Unidos para que empresas nacionales hagan negocios con firmas chinas, por considerarlas una amenaza a la seguridad nacional.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here