Durante la primera mitad del año, los ingresos de Telecom Italia (TIM) disminuyeron 4.4 por ciento en comparación con el semestre uno de 2018, al descender de 9 mil 411 a 8 mil 994 millones de euros, debido a una reducción en su negocio nacional y una baja en su unidad brasileña.

En Italia, donde concentra 79 por ciento de su mercado, el proveedor de telecomunicaciones obtuvo 7 mil 069 millones de euros, 4.8 puntos por debajo de los 7 mil 423 millones generados en el mismo periodo del año anterior.

A pesar de ello, las ganancias promedio por usuario aumentaron, al igual que las provenientes de soluciones TIC (15.9%) y de los servicios de banda ancha (14.1%), lo cual compensa en cierta medida las pérdidas en los servicios de voz.

En tanto, su segundo mercado (con 21% del total), en Brasil, registró una caída de 2.7 por ciento hasta los mil 946 millones de euros en el primer semestre del año, respecto al ciclo anterior.

Sin embargo, sin contar el efecto negativo del tipo de cambio de reales a euros, la unidad brasileña aumentó 2.1 puntos sus ganancias gracias a un cambio en la estrategia de ventas centrada en brindar banda ancha 3G/4G y retener a los clientes pospago, explicó TIM en su informe financiero.

La compañía logró minimizar gastos de capital en ambos países, los cuales se dirigieron principalmente a fortalecer la infraestructura de banda ultra ancha móvil y el desarrollo del servicio fijo TIM Live.

El margen de liquidez disponible para Telecom Italia aumentó a 7 mil 704 millones de euros, con una línea de crédito hasta por 5 mil millones. En tanto, el EBITDA de la compañía se situó en 4 mil 065 millones, casi 9 puntos porcentuales superior a los 3 mil 733 mde registrados en el mismo periodo de 2018. Para 2022, espera mejorarlo con 200 millones de euros anuales, tras el acuerdo con Vodafone para fusionar sus torres móviles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here