Las ganancias por la venta de equipos de banda ancha llegaron a 3 mil 300 millones de dólares en el segundo trimestre de este año, lo que representa un aumento de seis puntos porcentuales con respecto a la cifra registrada en el mismo periodo del 2019.

De acuerdo con un informe de la consultora Dell’Oro Group, la facturación en equipos de red óptica pasiva (PON, por sus siglas en inglés) fue la principal promotora del crecimiento de ingresos, con un total de 876 millones.

“Las inversiones sostenidas en fibra son una clara señal de que los proveedores se dan cuenta de cuán crítico es el acceso de banda ancha residencial premium para su negocio”, dijo el Director de Investigación sénior de Acceso de Banda Ancha y Redes Domésticas en Dell’Oro, Jeff Heynen.

Aunque existe una especial demanda en la región de Europa, Medio Oriente y África, Heynen sostuvo que los proyectos de expansión de fibra se están dando en todo el mundo, lo que a su vez ha generado una demanda continua de puertos OLT (terminal de línea óptica).

En tanto, en la región de América Latina y el Caribe los envíos de unidades PON ONT fueron los que más crecieron en el segundo trimestre, con un repunte interanual de 17 por ciento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here