Inicia la batalla legal entre Epic Games y Apple

434

Después de meses de amenazas, este lunes el gigante de la tecnología, Apple, se enfrentó en un Tribunal Federal de California contra el creador de Fortnite, Epic Games.

Se trata de uno de los juicios más importantes en la historia de la compañía de la manzana, que pone en juego el futuro de la App Store y una de las principales fuentes de ingresos para la compañía fundada por Steve Jobs.

Abogados y testigos presentaron una serie de argumentos ante la jueza de Distrito estadounidense, Yvonne González Rogers, quien decidirá el veredicto del caso.

El juicio puede durar al menos tres semanas con la presencia de altos ejecutivos de ambas partes como Tim Sweeney, de Epic, y Phil Schiller, de Apple. También se espera que testifique el mismo jefe de Apple, Tim Cook, siendo la primera vez que se presenta en un juicio.

¿Cuál es el problema?

Epic presentó una demanda el año pasado señalando a la App Store de Apple como un monopolio que abusa de su posición dominante, al controlar todas las descargas y compras a través de su tienda para obtener ganancias financieras.

En esencia, culpa a Apple de aprovechar su poder en un mercado específico (el ecosistema iOS en general y dispositivos) que ya cuenta con mil millones de usuarios de iPhones, para dominar otro (la distribución de aplicaciones y pagos digitales).

Además, lo acusa de afectar el crecimiento de los desarrolladores. Uno de los requisitos para distribuir aplicaciones en la App Store, para prácticamente todos los terceros, es utilizar el sistema de compra dentro de la aplicación de Apple, que cobra comisiones de hasta el 30 por ciento.

Según la demanda de Epic, esto ha reprimido a la competencia, obligando a los desarrolladores a subir las tarifas para brindar un mejor servicio sin afectar sus ingresos, por lo que los usuarios se ven afectados al tener que pagar más por el contenido digital.

Epic no busca una recompensa monetaria, sino que pide al Tribunal dictar órdenes que terminen con las prácticas “injustas” de Apple.

Es decir, que la App Store permita el enlace a un método de pago alterno, lo que le pondría fin al exilio del popular juego Fortnite en los dispositivos iPhone y iPad.

Apple expulsó a Fortnite de su tienda de aplicaciones en agosto pasado, después de que Epic intentó usar su propio sistema de pago.

Los argumentos de Epic Games

En su testimonio de apertura, el Director Ejecutivo de Epic Games, Tim Sweeney, reconoció que su compañía decidió violar descaradamente su contrato con Apple al poner el propio sistema de pago de Epic en la aplicación de Fortnite, para demostrar “el control total” de la manzana sobre los usuarios de iPhone del mundo y que “puede usar ese control para denegar el acceso de los usuarios a las aplicaciones”.

“Epic sólo busca cambios en el comportamiento futuro de Apple”, testificó Sweeney, para que la compañía no tenga que pagar comisiones más altas y aún pueda ofrecer Fortnite y otros juegos en el iPhone.

En tanto, la abogada de Epic, Katherine Forrest de Cravath, expuso que Apple ha construido una “muralla” en su App Store para cobrar tarifas a los desarrolladores que quieren acceder al mercado de millones de usuarios de iPhone.

Se presentó evidencia extraída principalmente de documentos internos de Apple, en un intento de demostrar la existencia de una elaborada estrategia para dificultar que los consumidores compren productos y servicios de terceros. Según Epic, este plan fue impulsado desde hace 13 años por su difunto cofundador, Steve Jobs.

Más tarde, Forrest destacó el testimonio del experto Eric Barnes, quien estimó que Apple obtuvo márgenes de ganancia superiores al 70 por ciento en los años fiscales 2018 y 2019, a pesar de que Jobs dijo públicamente que la compañía no esperaba ganar grandes sumas de dinero con la tienda de aplicaciones cuando la abrió en 2008.

Durante el interrogatorio, uno de los abogados de Apple insistió en por qué a Epic no le parece un problema tener que pagar la misma comisión obligatoria del 30 por ciento sobre los pagos realizados en Fortnite a través de las consolas PlayStation de Sony, Xbox de Microsoft, y Nintendo Switch.

Sweeney respondió que las empresas de consolas usan las comisiones de los desarrolladores para subsidiar el desarrollo posterior de su hardware.

Epic sostiene que ya que el iPhone y la App Store se han arraigado tanto en la sociedad, convirtiéndose en un mercado por sí mismos, Apple debería ser obligada a abrir una puerta en su “muralla” a opciones alternativas tanto de tiendas de aplicaciones y métodos de pago, además de las suyas.

Epic argumenta que la App Store no brinda un servicio real, sino que simplemente sirve como una forma para que Apple extraiga dinero de los desarrolladores.

Epic también está demandando a Google en un caso separado acusando a esa compañía de robar aplicaciones ilegalmente a través de su tienda Play para dispositivos Android.

Respuesta de Apple

En el otro lado del tribunal, los abogados de Apple señalaron que la demanda de Epic amenaza la ventaja competitiva del ecosistema iOS que ofrece una experiencia “segura y de contenido curado, que les encanta a los usuarios de iPhone y iPad”.

“Epic quiere que seamos Android, pero no queremos serlo”, dijo Apple. Según la compañía, la forma en que Google administra las aplicaciones en Android es un ejemplo de que la oferta de Apple brinda a los consumidores más opciones, mejorando la competencia.

Agregó que Epic no toma en cuenta los intereses de los consumidores y que simplemente quiere obligar a Apple a gastar dinero para crear nuevos agujeros de privacidad y seguridad en su plataforma.

“En lugar de invertir en innovación, Epic invirtió en abogados, asesores de relaciones públicas y políticas, en un esfuerzo por obtener todos los beneficios que Apple brinda, sin pagar”, dijo la abogada de Apple.

Respecto a las cifras presentadas por el testigo de Epic, Apple dice que son inexactas.

“Los cálculos de los expertos de Epic sobre los márgenes operativos para la App Store son simplemente incorrectos, porque analiza de forma aislada un segmento del ecosistema iOS de una manera que aumenta artificialmente el margen operativo aparente de ese segmento”.

Como parte del caso, Apple también destacó que la comisión que cobra a los desarrolladores es un estándar en la distribución de contenido digital.

Apple ya redujo su comisión del 30 por ciento de la App Store al 15 por ciento para los desarrolladores más pequeños, pero se estima que esos desarrolladores representan una pequeña parte de sus ingresos.

La presión aumenta para Apple

Aunque es poco probable que Epic Games le gane a Apple, el juicio abre un debate antimonopolio más amplio que aumenta la presión sobre la compañía de la manzana en un momento en que los reguladores de todo el mundo están cuestionando sus prácticas comerciales.

Por un lado, los tribunales estadounidenses se ven limitados, dado que la interpretación predominante de la ley antimonopolio estadounidense no considera que una empresa dominante que cobre precios altos sea anticompetitiva en sí misma.

Mientras tanto, los reguladores de la Unión Europea, el Reino Unido y Australia también han abierto investigaciones o pedido una regulación sobre Apple.

La semana pasada, la Comisión Europea dictaminó que Apple distorsiona la competencia en el mercado de transmisión de música, poniéndose del lado de Spotify.