Consumo TIC

Proponer la desaparición del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) representa atentar contra los derechos fundamentales en materia de conectividad, es una clara afrenta al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) e implicaría un grave retroceso de México en materia regulatoria, sostuvo Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy & Law Group DPL.

“El único sector que verdaderamente ha funcionado razonablemente bien es el de telecomunicaciones. Esto no quiere decir que el IFT es un órgano impoluto. No estoy de acuerdo con muchas de sus resoluciones en materia de convergencia… La regulación hoy en día tiene que ser rápida, eficiente y operativa, el IFT tiene burocracia, pero eso no justifica su literal desaparición y fusión con otro órgano”.

El pasado de 10 junio, el senador Ricardo Monreal presentó una iniciativa que propone la creación del Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (INMECOB), fusionando al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y a la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El INMECOB, señala el documento, sería un órgano constitucional autónomo que contaría con personalidad jurídica, autonomía técnica, operativa y de gestión, cuyo objeto es el de integrar a órganos reguladores del Estado mexicano que comparten características; así se establecería un solo regulador de competencia económica en los sectores de Telecomunicaciones, Radiodifusión y Energético.

Al respecto, Jorge Fernando Negrete sostuvo que el IFT tiene características particulares que lo hacen único a nivel regional, pues es el encargado de garantizar el ejercicio de derechos fundamentales y habilitar otros en sectores clave como la educación, salud, cultura, inclusión digital y financiera, además de regular la infraestructura digital.

“Estamos ante un órgano que ha garantizado algunas de las inversiones más importantes de los últimos años… El IFT es el órgano más robusto por sus características de América Latina, no hay en la región un órgano que regule espectro, competencia, medios públicos, derechos de las audiencias, que sea un órgano convergente y que se encargue de habilitar derechos fundamentales”.

El especialista sostuvo que la iniciativa del senador Monreal atenta además en contra del T-MEC, pues en el artículo 18 inciso 18 del Capítulo de Telecomunicaciones se habla de la figura de un órgano técnico en telecomunicaciones autónomo.

“En el Capítulo de Telecomunicaciones del T-MEC claramente dice que se necesita un órgano técnico de telecomunicaciones autónomo, no fusionado con otros. Esto fue parte de los acuerdos negociados con Estados Unidos, ellos conocieron el órgano regulatorio de México, y nosotros el de ellos, y ahora esto les va a cambiar toda la jugada”.

Dado que la iniciativa, abundó, argumenta principalmente una eficiencia presupuestal, se debiera reconocer el rol que juega el IFT para el Estado, pues se trata de un importante recaudador de ingresos y bienestar social.

“La pregunta no es cuánto cuesta el IFT, sino a dónde vamos y qué queremos. El IFT ha metido miles de millones de dólares en inversión y ha generado empleados a través de las empresas en este país. Ha generado también cientos de millones de dólares por recolección del pago de derechos de espectro”.

En opinión de Jorge Fernando Negrete, quien desde el pasado 5 de junio forma parte del quinto Consejo Consultivo del IFT, una iniciativa de esta índole tiene poco sentido en un país que carece de una estrategia y agenda digital clara.

“Si lo que se quiere es bajar gastos, lo que se tiene que hacer es el estudio económico correspondiente y ver cuánto da a las arcas del Estado y cuánto nos cuesta el IFT y así evaluar. Si lo que se quiere es una acción digital, que nos digan cuál es, no la conocemos tampoco, y no hacer esto prácticamente sin ningún estudio serio detrás”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here