Intel aumenta inversiones en Costa Rica ante escasez global de chips

La compañía incrementó sus inversiones a 600 millones de dólares para reactivar su planta de prueba y ensamblaje en los próximos meses.

342

Intel reforzó sus inversiones para la prueba y ensamblaje de chips en Costa Rica. La compañía tecnológica subió de 350 a 600 millones de dólares (71.4% más) su previsión de capital para acelerar el inicio de operaciones y atender las nuevas demandas de los clientes.

En medio de la crisis por la escasez global de semiconductores, que podría estar mostrando signos de alivio, el anuncio de Intel apunta a incrementar su producción de chips en América Latina, en busca de rebalancear la cadena de suministro con puntos a su favor.

A finales de 2020, la empresa dijo que se propone reactivar su plan de prueba y ensamblaje en el país tico, debido a que lo visualiza como un entorno confiable para las inversiones a largo plazo. Se espera que el centro de operaciones comience a funcionar en el segundo semestre de 2021.

Intel detalló que el área de manufactura tendrá 26 mil metros cuadrados, 11 mil más de lo previsto en un principio; contratará más personal, técnicos y expertos, y gastará 40 millones adicionales para adquirir nuevos equipos para los laboratorios del Centro de Investigación y Desarrollo que tiene en la nación.

En la presentación de su informe financiero del último trimestre, el Director Ejecutivo de Intel, Pat Gelsinger, afirmó que la empresa visualiza que la escasez de chips se extenderá hasta 2023.

Para mejorar su capacidad de construcción de semiconductores, la compañía busca instalar nuevos centros en diferentes partes del mundo ―Estados Unidos y Europa, por ejemplo―, para terminar con la dependencia de Asia en la cadena de suministro.

También lee: Intel presenta IDM 2.0 para fortalecer su manufactura de semiconductores

Su objetivo en América Latina es integrar a Costa Rica en el ecosistema regional de fabricación de chips para la provisión global. Las operaciones en este país se enlazarán a las del centro de diseño de la compañía en Guadalajara, México.

El Gerente de Asuntos Gubernamentales de Intel en la nación, Timothy Scott Hall, destacó que el mercado tico tiene potencial para expandir su competitividad, aprovechando su infraestructura, talento y la existencia de un entorno regulatorio favorable.

Además de la planta de prueba y ensamblaje, la empresa tiene dos divisiones: el Centro de Investigación y Desarrollo, dedicado al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados; al igual que el Centro de Servicios Globales, donde se diseñan, ejecutan y transforman los procesos de negocio multifuncionales.