Desde hace años, el futuro de las comunicaciones avanza con paso firme hacia 5G y futuras generaciones de comunicaciones.

Estas tecnologías son fundamentales en todos los aspectos de nuestras vidas. Nuestro mundo digital está impulsado por cuatro influencias tecnológicas principales o lo que llamamos “superpoderes”: la computación ubicua, la conectividad omnipresente, la

infraestructura de la nube en el borde y la Inteligencia Artificial.

Maximizar todo su potencial y beneficiar así a las sociedades exige infraestructuras flexibles, ágiles y escalables, en las cuales el hardware y el software estén optimizados como nunca antes se había hecho. Esto significa hacer evolucionar las redes de comunicaciones desde los equipos de función fija utilizados hoy mayoritariamente en nuestros países hasta los despliegues virtualizados nativos de la nube, implementar soluciones de redes privadas mejoradas en las empresas y permitir las comunicaciones de borde a nube que pueden liberar todas las posibilidades de nuestro mundo hiperconectado.

Por ejemplo, estas soluciones de borde son claves para evitar que la gestión de soluciones de ciudad inteligente se convierta en un dolor de cabeza para las autoridades.

En una encuesta realizada a 511 responsables de Tecnologías de la Información, más de 78 por ciento afirmó que cree que la tecnología 5G es crucial para seguir el ritmo de la innovación y casi 80 por ciento dijo que las tecnologías 5G afectarán sus negocios.

Crecimiento y futuro

De 2019 a 2020, nuestro negocio relacionado con 5G creció 20 por ciento, pasando de 5 mil a 6 mil millones de dólares. La posición de Intel como proveedor líder de semiconductores para redes es el resultado de nuestras primeras inversiones en hardware y software, así como de haber forjado el ecosistema más probado de una manera que ningún otro proveedor de tecnología lo ha hecho.

Hemos impulsado el cambio hacia la virtualización del núcleo de las redes, donde ahora más de la mitad de todas las nuevas implementaciones de redes están virtualizadas y se ejecutan en servidores estándar listos para usar, con la mayoría funcionando con procesadores Intel® Xeon®.

En tiempos de transformación tecnológica, las comunicaciones exigen flexibilidad, agilidad y la capacidad de escalar rápidamente. Ninguna otra empresa ofrece la flexibilidad en múltiples tecnologías de CPUs, aceleradores, adaptadores Ethernet, memoria, conjuntos de herramientas de software y planos de soluciones de Intel, que en conjunto permiten una rápida implementación a través de un ecosistema probado.

Evolucionando para mantener el ritmo de la transformación digital

La próxima frontera de las comunicaciones es la transformación de la red de acceso para dar paso a la era de la red de acceso de radio virtualizada (vRAN) suministrada a través de un ecosistema abierto.

Esto aporta una agilidad similar a la de la nube y capacidades de automatización que pueden ayudar a optimizar el rendimiento de la RAN y, en última instancia, mejorar la calidad de la experiencia para los usuarios finales.

En los próximos años veremos el despliegue de estaciones base vRAN a escala mundial, de cientos a “cientos de miles” y finalmente a millones. Con cada despliegue, permitimos una red más ágil que puede responder rápidamente a nuestra sociedad digital.

Por ejemplo, Dish Wireless está construyendo la primera red 5G nativa en la nube en Estados Unidos. El lanzamiento en la primera ciudad, Las Vegas, es el punto de partida de una red nacional que se desplegará en una infraestructura impulsada por la tecnología de Intel. 

Aunque aún es pronto para vRAN, Intel vio venir esta necesidad y se redobló con nuestro hardware, la arquitectura de referencia de software FlexRAN y el ecosistema. Casi todos los despliegues comerciales de vRAN están funcionando con tecnología Intel®, incluyendo proveedores como Deutsche Telekom y Telefónica. Además, estamos trabajando con otras empresas de telecomunicaciones líderes en el mundo para apoyar sus pruebas y despliegues de vRAN.

Potenciando la vida al borde

Nuestra sociedad digital está creando datos a un ritmo indescriptible. Se calcula que para 2025 el 75 por ciento de los datos, generados fuera del centro de datos, se creará en el borde en fábricas, hospitales, tiendas minoristas y ciudades.

Es probable que la conectividad ultrarrápida basada en una sólida infraestructura de red sea aún más importante, especialmente para las aplicaciones de misión crítica.

Actuar con rapidez sobre todos esos datos en el borde significa que las empresas pueden descubrir nuevas fuentes de ingresos y extraer nuevos conocimientos de fuentes de datos antes no explotadas.

Un gran ejemplo es EXOR International, que se asoció con Intel y TIM para habilitar una fábrica inteligente de extremo a extremo en Verona (Italia), como ejemplo de los beneficios de la digitalización de la Industria 4.0 para fabricantes de todos los tamaños.

Una gran cantidad de sectores están buscando implementar capacidades de computación de borde y una consideración clave es la capacidad de los clientes empresariales para personalizar rápidamente sus aplicaciones de borde. En cuanto al software, nos estamos asegurando de que los desarrolladores tengan lo que necesitan para crear software más fácilmente para el borde. Una de las soluciones es Intel® Smart Edge, que incluye tanto una oferta comercial como un conjunto de herramientas de código abierto para la capa de computación de borde de acceso múltiple para migrar, orquestar y gestionar más fácilmente las cargas de trabajo en el borde, la red y la nube.

Un futuro construido con 5G

A medida que 5G florece hasta alcanzar todo su potencial junto con la computación de borde, la Inteligencia Artificial, la nube y las ciudades inteligentes se convertirán en la norma. La automatización de las fábricas progresará con la Industria 4.0 y los locales comerciales rediseñarán la experiencia de compra. Para los consumidores, los juegos en la nube y la realidad virtual y aumentada a través de las redes móviles se convertirán en una experiencia cotidiana.

Pero esto sólo es posible con redes lo suficientemente robustas como para ofrecer comunicaciones fiables y de baja latencia de forma flexible y escalable para las necesidades actuales y los requisitos futuros de los nuevos servicios de borde basados en la IA.

Nuestro foco en 5G hace posible construir tecnología que cambie el mundo y mejore la vida de todas las personas en la Tierra.