Intel lanza chip y marco de software abierto para desarrollar tecnología neurológica

Intel presentó dos nuevas soluciones en su ruta hacia la tecnología neurológica: el chip de investigación neuromórfica Loihi 2 y el marco de software abierto Lava.

193

Esta semana, Intel presentó Loihi 2, su chip de investigación neuromórfica de segunda generación, y Lava, un marco de software de código abierto para desarrollar aplicaciones inspiradas en neurología, lo que constituye un avance en la ruta hacia la tecnología neurológica.

Loihi 2 incorpora lo aprendido durante tres años de uso con el chip de investigación de primera generación y aprovecha el progreso en la tecnología de procesos de Intel y los métodos de diseño asincrónico.

Sus avances permiten que la arquitectura admita nuevas clases de algoritmos y aplicaciones inspirados en neurología, y proporciona un procesamiento hasta 10 veces más rápido, una densidad de recursos hasta 15 veces mayor con un millón de neuronas por chip y una eficiencia estratégica mejorada.

La computación neuromórfica extrae conocimientos de la neurociencia para crear chips que funcionen más como el cerebro biológico y aspira a ofrecer mejoras de órdenes de magnitud en la eficiencia energética, la velocidad de cálculo y la eficiencia del aprendizaje en una variedad de aplicaciones de vanguardia, como la visión, el reconocimiento de voz y los gestos para búsqueda de recuperación, robótica y problemas de optimización restringida. 

Y, hasta el momento, Intel y sus socios han desarrollado aplicaciones de brazos robóticos, pieles neuromórficas y detección olfativa.

Como marco abierto, el software Lava permitirá a los investigadores y desarrolladores de aplicaciones aprovechar el progreso de los demás y converger en un conjunto común de herramientas, métodos y bibliotecas. Se ejecuta en arquitecturas heterogéneas de procesadores, lo que habilita múltiples plataformas y la interoperabilidad con una variedad de marcos de Inteligencia Artificial, neuromórficos y robóticos.

Loihi 2 y Lava proporcionan herramientas para que los investigadores desarrollen y caractericen nuevas aplicaciones inspiradas en neurología para el procesamiento en tiempo real, la resolución de problemas, la adaptación y el aprendizaje.

“Nuestro chip Loihi 2 de segunda generación mejora en gran medida la velocidad, la programabilidad y la capacidad del procesamiento neuromórfico, ampliando sus usos en aplicaciones de computación inteligente con restricciones en potencia y latencia. Estamos ofreciendo código abierto a Lava para abordar la necesidad de convergencia de software, evaluación comparativa y colaboración multiplataforma en el campo, y para acelerar nuestro progreso hacia la viabilidad comercial”, declaró el Director del Laboratorio de Computación Neuromórfica de Intel, Mike Davies.