La industria musical está empezando a aprovechar las posibilidades que las herramientas de Inteligencia Artificial (IA) ofrecen. Muchos ven a la IA como un socio en la creación de música.

La AI permite a los artistas experimentar con la música y producir elementos que de forma clásica requieren trabajar con múltiples colaboradores técnicos y musicales.

WaveAI. “Las personas que nunca antes han escrito canciones pueden crear música original en cuestión de minutos”, explica la Dra. Maya Ackerman, CEO y Cofundadora de WaveAI, que creó la aplicación ALYSIA.

Google. Google Magenta es un proyecto de investigación de código abierto iniciado por Google Brain que utiliza la tecnología TensorFlow para mejorar la producción musical.

Magenta recientemente desarrolló NSynth (sintetizador neural), un algoritmo de aprendizaje automático que utiliza una red neuronal profunda para aprender las características de los sonidos y luego crear un sonido completamente nuevo basado en estas características. NSynth todavía está en su fase de prototipo, y los investigadores están trabajando actualmente con músicos profesionales para afinar el programa.

MuseNet de OpenAI es una nueva herramienta en línea que utiliza IA para generar canciones con hasta 10 instrumentos diferentes. Y no sólo eso, sino que puede crear música en hasta 15 estilos diferentes, imitando a compositores clásicos como Mozart, artistas contemporáneos como Lady Gaga o incluso música de videojuegos.

¿Es una amenaza para los músicos?

Algunos productores musicales están preocupados ante la posibilidad de ser desplazados por herramientas de IA. Sin embargo, de acuerdo a la perspectiva del baterista suizo Jojo Mayer, entrevistado por ITU News, estas nuevas herramientas podrían abrir enormes oportunidades creativas para la música, que no reemplazará a los artistas, sino que les dará más poder.