Intelsat obtiene aprobación de Plan de Reorganización

175

Intelsat anunció que el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos para el Distrito Este de Virginia, División de Richmond, aprobó su Plan de Reorganización, con lo que la compañía estaría preparada para salir del proceso de quiebras (Chapter 11) en 2022.

El Plan confirmado reducirá la deuda de Intelsat en más de la mitad, de aproximadamente 16 mil millones a 7 mil millones de dólares. Ahora, la compañía estaría a la espera de recibir las aprobaciones regulatorias, la finalización de ciertas acciones corporativas y el cumplimiento de otras condiciones habituales para finalizar el proceso el próximo año.

“El Plan fue apoyado por todos los grupos de acreedores en la estructura de capital de Intelsat luego de extensas negociaciones y la resolución consensuada final de una multitud de problemas complejos”, señala el proveedor satelital en un comunicado.

Intelsat logró el apoyo de los acreedores luego de que el operador de satélites SES acordó retirar su oposición al plan de reestructuración, a cambio de modificaciones a la distribución de activos entre las entidades de Intelsat después del proceso de quiebra.

Los cambios se realizaron en medio de una acción legal que SES ha presentado contra Intelsat sobre cómo se deben dividir los ingresos de compensación de la banda C entre los operadores de satélites.

Los titulares de la banda C en Estados Unidos están a la espera de recibir 9.7 mil millones de dólares para limpiar 300 MHz de dicha banda para los operadores móviles 5G, para el 5 de diciembre de 2023, al trasladar a los clientes a los 200 MHz superiores de la banda. Intelsat y SES recibirían 4.9 mil millones y 3.97 mil millones de dólares, respectivamente, bajo el plan de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC).

SES también acordó renunciar a su demanda de daños punitivos como parte de la negociación.

Una audiencia judicial sobre el reclamo de SES está programada para comenzar el 7 de febrero.

Stephen Spengler, CEO de Intelsat, destacó los avances que ha logrado Intelsat durante el proceso, tales como el lanzamiento de nuevos satélites, la limpieza acelerada de la banda C, la adquisición del negocio de aviación comercial de Gogo y el despliegue de una red de próxima generación.

“Con un balance general fortalecido, un modelo operativo sólido y derechos, escala y asociaciones globales y de espectro y orbitales incomparables, estaremos mejor posicionados para avanzar en nuestros objetivos estratégicos, acelerar nuestra trayectoria de crecimiento e impulsar el éxito de nuestros clientes y otras partes interesadas. Nuestros objetivos incluyen la construcción de la primera red global unificada, definida por software y basada en satélites 5G del mundo”, continuó Spengler.

Según los términos del Plan, Intelsat está lista para emerger como una empresa privada, con el apoyo de nuevos propietarios de capital, acceso a 7 mil 875 millones de dólares en capital y un balance de situación significativamente desapalancado.

La compañía afirma estar bien posicionada para continuar reduciendo su deuda al recibir 4.87 mil millones de dólares en pagos por reubicación acelerada en relación con el proyecto de compensación del espectro de banda C, con 1.2 mil millones de dólares ya aprobados por la FCC.