De cara a la subasta de la banda C (3.7 a 4.2 GHz) para redes 5G que iniciará en diciembre de este año en Estados Unidos, Intelsat presentó su plan para migrar a la parte más alta de esta banda y limpiar las frecuencias que utilizará la industria móvil. Para esa tarea, el operador satelital prevé una inversión inicial de entre mil 600 y mil 700 millones de dólares.

Intelsat ya contrató a dos empresas para diseñar seis nuevos satélites que cuenten con las cualidades técnicas para la reubicación: Maxar Technologies y Northrop Grumman.

La compañía dijo que tendrá que migrar a más de 80 clientes de transmisión de cable, radio, emisiones religiosas e incluso gubernamentales; modificará 3 mil 500 terminales de cable y 13 mil 500 estaciones terrenas afiliadas; instalará 60 mil filtros de bloque para evitar interferencias con 5G; así como utilizará antenas de telemetría, seguimiento y control en sus operaciones.

Además, contrató a USSI Global, Wesco ATCi y Convergente para encargarse de la transición e instalación en el terreno de miles de estaciones y cabeceras por cable en el país.

En marzo, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) aprobó un plan de reembolso por 9 mil 700 millones de dólares para los gastos que realice la industria satelital al llevar a cabo la reubicación acelerada en la banda C. También se contemplan entre 3 mil a 5 mil millones más por los costos de recolocación.

Intelsat señaló que podría recibir un pago de hasta 4 mil 870 millones al cumplir con el plan de la FCC. Todos los operadores satelitales ya se comprometieron a seguir el calendario de limpieza del organismo regulador, e incluso SES anunció también su estrategia. El objetivo es liberar 120 MHz (3.7 a 3.82 GHz) de espectro antes del 5 de diciembre de 2021 y 180 MHz restantes antes del 5 de diciembre de 2023. En total, se subastarán 280 MHz para 5G y se pondrán 20 MHz de guarda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here