¿Internet para todos en 2021? Sin estrategias coordinadas, será imposible

0
159

Cnnexpansión Zyanya López

El reto de conectar al país es grande y requiere de muchas acciones coordinadas. Y, hasta el momento, el sector no detecta una estrategia integral por parte de CFE Telecomunicaciones e Internet para todos, la empresa pública responsable de generar un plan de inclusión digital.

El objetivo de Andrés Manuel López Obrador de conectar al 100% del país en 2021 parece difícil de cumplir. “Lo que vemos en el gobierno es que no hay una comprensión de la naturaleza del reto, necesitamos una estrategia digital nacional con acciones coordinadas, tanto de entidades públicas como de agentes privados”, afirma Elena Estavillo, presidenta de la red de mujeres Conectadas, una asociación para impulsar el acceso, ascenso y participación de las mujeres en la toma de decisiones de las industrias de radiodifusión, telecomunicaciones y TIC.

El mayor problema del gobierno, agrega la también socia directora de la consultora Aequum, es que no se toma con seriedad esta estrategia. Primero, porque la acción de impulsar las telecomunicaciones está en manos de una subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que viene del sector energético.

Y segundo, porque las acciones que no existe colaboración entre el órgano regulador del sector –el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT)–, los gobiernos estatales, entidades públicas como la Secretaría de Salud, la Secretaría de Economía y la de Educación Pública, y el sector privado.

“Además, es una gran pena que haya desaparecido la Subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico (que estaba a cargo de Salma Jalife), que debía estar presente en el proyecto. El panorama no es alentador”, opina Estavillo.

A pesar de esto, el presidente de México confía en que el objetivo se cumplirá. Durante su Segundo Informe de Gobierno, el 1 de septiembre, anunció que ya hay conectividad en 26,789 localidades. En un comunicado, la empresa CFE Telecomunicaciones e Internet para todos compartió que a la fecha se han puesto en marcha 1,000 puntos de atención prioritaria con acceso de internet público, en 24 estados del país.

Esto incluye 64 centros escolares, 372 centros integradores, 482 centros de salud, 34 unidades médicas rurales, tres edificios federales y 45 módulos temporales. Además, en el documento se resaltó durante la contingencia sanitaria por el coronavirus (COVID-19) se conectaron 18 hospitales de alta especialidad.

En el plan nacional de despliegue de la empresa, presentado en la conferencia sobre Programas de Bienestar el 26 de mayo por el director general Raymundo Artís, se explica cómo México quedará conectado en cinco fases.

En la número cero, que incluye la cobertura del centro, occidente, Golfo de México y Península de Yucatán, quedarán conectadas 3,828 localidades, 892 unidades médicas rurales y 3,314 centros integradores entre 2020 y 2021.

La fase uno, que cubrirá el Pacífico Sur (Guerrero y Chiapas) y el Noroeste del país (Sonora), las localidades conectadas serán 590, las unidades médicas rurales 655 y los centros integradores 93. También se espera que este 2020 y 2021 el trabajo quede concluido.

En la fase dos, que ya compete a Chihuaha, Coahuila, Tamaulipas, Durango, Jalisco, Colima, Aguascalientes, Michoacán, Morelos y Baja California Sur, habrá 706 localidades conectadas, 2,093 unidades médicas rurales y 345 centros integradores entre 2020 y 2021.

La fase cuatro cubrirá al resto de la Península de Baja California, la Costa del Pacífico, la interconexión entre el Pacífico y la Península de Yucatán y entre el Golfo de México y la Península de Yucatán. En esta etapa, que se prevé quede lista entre 2022 y 2023, habrá 904 localidades, 1,003 unidades médicas rurales y 207 centros integradores.

Manuel Bartlett Díaz, director general de CFE, ha asegurado que, con la tecnología que posee la subsidiaría, logrará sus objetivos de conectar a todo el país.

Pero Gonzalo Rojón lo duda. “Conectar al país en un solo año es prácticamente imposible en las condiciones en que nos encontramos”, explica el director y senior partner de la consultora The CIU. “La brecha digital que existe es enorme, ni siquiera los países donde se invierte en infraestructura estás 100% conectado. Además, es sumamente caro”.

Sin los recursos suficientes

Llegar a todas las poblaciones del país requiere de una inversión significativa, dice Ricardo Zermeño, director general de la consultora Select. “El mercado al que se llega es de muy bajos recursos, por ello no es rentable el proyecto y, además, eso ha impedido que la industria de telecomunicaciones lo haga”.

México, al ser considerado uno de los 25 países con mayor necesidad de aplicación de recursos para alcanzar el objetivo de conectar a toda su población, necesita 14,000 millones de dólares para lograrlo, según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU, por sus siglas en inglés).

En The CIU son más conservadores y proyectan una inversión de 8,500 millones de dólares (187,500 millones de pesos) para cerrar la brecha de conectividad en el país. Aún así, la cifra sigue siendo alta comparada con los 1,986.2 millones de pesos que se planea destinar a CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, según la propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021.

Este monto es 81% mayor al que recibió para este 2020, que fue una cantidad de 1,095 millones de pesos.

A Elena Estavillo le parece que hay muy poca información para calificar el presupuesto como suficiente o no, porque la empresa no ha dado detalles sobre cómo lo utilizará.

“Hay que verlo en su dimensión, técnicamente no está diseñado para conectar a todo el país. Pero no sabemos si es suficiente porque no está clara su distribución, falta aclarar si van a invertir en infraestructura, si es para pagarles a proveedores para que logren la conectividad o solo para ayudar a la industria. No está claro”, agrega Jesús Romo, director de Telconomía.

Para los expertos, esta falta de transparencia complica entender el plan gubernamental. Por lo pronto, coinciden en México es uno de los países con mayor rezago en temas de conectividad, por lo que si no existen políticas claras y estrategias de coordinación eficiente, acabar con la brecha digital será una misión imposible.

Hasta el momento de la publicación de esta nota, CFE Telecomunicaciones e Internet para todos no respondió a la solicitud de entrevista de Expansión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here