Interoperabilidad y capacitación: los pilares para una buena gestión tecnológica de la seguridad pública

0
338

En la apertura del evento virtual “Política y ecosistema digital para la seguridad ciudadana”, organizado por DPL Group, especialistas afirmaron que la interoperabilidad de los sistemas de comunicación, sumado a la necesidad de formar profesionales para la operación de las tecnologías que necesita una ciudad inteligente, son algunos de los elementos más importantes para avanzar en hacer más eficiente la seguridad pública.

David Pérez Esparza, titular del Centro Nacional de Información en México, comentó que desde que asumieron en 2019 buscaron conocer a fondo la realidad de los sistemas de las fuerzas de seguridad: “Estábamos frente a una situación compleja donde los policías enfrentaban problemáticas con las radios y sistemas de comunicaciones obsoletos, caros y poco efectivos. Además, las compras eran poco transparentes, producto de una desorganización y falta de liderazgo”.

Es así que desde el Centro Nacional de Información reunieron a todos los actores que utilizan estos sistemas de comunicación, junto con dependencias de gobierno como la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), para abordar políticas públicas con el objetivo de modernizar las redes. El fruto de este trabajo fue la nueva normativa para construir la Red Integrada Nacional de Radiocomunicaciones, recientemente aprobada.

Pérez Esparza dijo también que en el ámbito nacional están trabajando con entidades y municipios para permitir salir “de un esquema monopólico y que se permita a los municipios contar con un esquema que facilite la adquisición de radios con estándares abiertos”.

“Queremos salvaguardar las finanzas públicas, avanzar en la interoperabilidad para convertirnos en un líder que no sólo compra radios, sino que genera radios. Por eso vamos a crear clústeres de innovación tecnología en materia de radiocomunicación, porque México está destinado a convertirse en una potencia tecnológica en estos ámbitos”, finalizó.

Por su parte, Alberto Álvarez, CEO de la Asociación Latinoamericana de Seguridad (ALAS), explicó que América Latina tiene una de las tasas más altas de homicidios del planeta: se encuentra sólo el 8 por ciento de la población mundial, pero se registra el 33 por ciento de los homicidios. Además, la región posee uno de los gastos más altos en seguridad: el 3.55 por ciento del PIB.

Para reducir ese gasto, hay que hacer ciudades más seguras e inteligentes, sostuvo Álvarez. Para eso se necesita avanzar en acciones de prevención dirigidas a grupos en riesgo, seguridad y convivencia, diseño urbano y planeación.

“Todos los ciudadanos deben de tener acceso a las comunicaciones para conseguir estar en una ciudad inteligente”, manifestó. Además, se necesitan incorporar soluciones de manejos de riesgo, optimización de energía, sistemas de comunicación masiva, iluminación inteligente, centros de control y comando, y analítica de video y manejo inteligente de la información, entre otros.

Pero para que se dé todo este desarrollo, según Álvarez, se necesitan más profesionales en temas de seguridad. “Necesitamos que se certifiquen las instalaciones y los productos de IoT. Esperamos que desde la política pública se trabaje fuerte en estandarización y capacitación (…), que se promuevan estudios de todas estas tecnologías. Para instalarlos necesitamos técnicos”.

En la apertura del evento virtual, Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy & Law Group, reflexionó que las telecomunicaciones son estrategias para apoyar la seguridad pública, las tecnologías salvan vidas, habilitan el ejercicio de la seguridad propia y la sociedad, que el Estado es el garante de la seguridad pública, pero que falta coordinación entre los cuerpos de seguridad pública.

“El uso de las TIC son un recurso poderoso para preservar vidas, libertades y esfuerzos de coordinación pública. Un agente de seguridad sin un sistema tecnológico de apoyo no preserva su vida”, consideró Negrete. Agregó que se necesita un estándar tecnológico interoperable que genere nueva información, abierto a la competencia, que permita el trabajo eficiente de comunicación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here