Inversión en fibra será clave para la era 5G: Furukawa

A partir de 2022 habrá un crecimiento considerable en la cantidad de dispositivos conectados, y la densificación de antenas móviles con la red 5G requerirá de mucha más fibra óptica.

1086

En 2020 llegó una nueva realidad a nivel mundial, la pandemia de Covid-19 y las nuevas tecnologías han provocado grandes incrementos en el tráfico de Internet, lo cual obliga a repensar qué camino deben seguir las redes para soportar la conectividad masiva, sumado a que sean construidas para multiservicios, es decir que se puedan explotar de diversas formas.

En entrevista para DPL News, Paulo Henrique F. Zafaneli, director de Negocios Internacionales de Furukawa, explicó que cada vez se van a proveer más servicios por redes, ya que está creciendo las conexiones de redes móviles 3G y 4G a una capacidad de transmisión de datos 1 Gbps a 10 Gbps que trae 5G.

“El ancho de banda que va a requerir 5G, más la cantidad existente de antenas es inviable transportarlo por otros medios que no sean fibra”, afirmó. La densificación de antenas móviles requiere mucha más fibra: 25x de 3G a 4G y 16x a 5G.

Las principales aplicaciones que en la primera etapa estarán referenciadas en la red 5G son movilidad, servicios en la nube, manufactura, retail, gaming online, logística y transporte. A partir del 2022 habrá un crecimiento considerable en la cantidad de los dispositivos

conectados, y a pesar de que la red 5G tendrá aún pocos de ellos en la etapa inicial, demandarán muchísimo tráfico de conectividad. 

Recomendado: Diseño de redes telecom debe proyectar necesidades futuras: Furukawa

“Los operadores que contemplan la inversión de capital incluyendo la compra de frecuencias, no pueden olvidar la inversión en fibra debido a la densificación de conexiones y para acercarse más a las antenas de 5G. La fibra óptica tienen una capacidad mucho mayor de transmisión, las dos tecnologías vienen bajo el conductor del crecimiento de ancho de banda”, expresó. 

Y aclaró que las inversiones en 5G se adelantaron por la pandemia pero no arrancaron con “fuerza” todavía, lo cual se podrá ver en lo siguientes años. 

Crecimiento de la banda ancha 

“Hemos visto que en varios países con la pandemia se torno más necesaria la capacidad de banda ancha en los hogares, debido a la dificultad de movilidad. Mantener el trabajo y la educación a distancia demandan mayor ancho de banda y un Internet más confiable, esto hizo que para casos donde está presente triple play y cuádruple play llegara fibra”, indicó el director.

Asimismo informó que en los años recientes en América Latina ha habido una gran inversión de redes en fibra pero enfocada en conexiones fijas, en departamentos y hogares.  “Ahora empiezan los primeros trazos de 5G en la región y ésta va a ser una próxima ola de crecimiento de infraestructura para banda ancha”, apuntó. 

Proyectos de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), industria 4.0, salud 4.0, tendrán un gran impulso gracias a esta segunda ola de crecimiento. 

Relacionado: Llevarán tecnologías 4.0 a la agroindustria brasileña con millonaria inversión

Y mencionó que en las infraestructuras que se están creando actualmente hay compartición de muchos servicios.

Fibra para 5G

5G presenta un nuevo reto en donde se debe verificar las antenas de espectro en bandas altas, que van a demandar mucha más conectividad y tráfico, mientras que en la banda media se obtendrá una red mucho más simple con una cobertura mayor, pero con menor cantidad de ancho de banda.

“Con 5G también viene la fibra óptica porque hay una densificación muy grande de wireless, la cual va a venir en la medida que las personas adoptan más dispositivos. Según un estudio en Estados Unidos, 4G necesita una celda para 10 millas cuadradas, y para 5G son 60 celdas por una milla cuadrada” explicó. 

Sin embargo, a pesar de que algunos países como Brasil ya han lanzado 5G, aún no existe la capilaridad suficiente de fibra y todavía falta una gran inversión hacia la redes para que pueda soportar el crecimiento para 5G. 

Recomendado: Sólo 10 países del mundo ya han alcanzado 95% de cobertura de fibra

“Está creciendo también la tendencia de operadores de infraestructura, que son dueños de las torres de los operadores que ahora también están invirtiendo en fibra óptica porque lo ven como un negocio que va a crecer en telecomunicaciones”, expuso. 

En Brasil, Telefónica está trabajando en la construcción y oferta de una red de fibra óptica neutral e independiente para el mercado mayorista, centrada en ciudades medianas, la cual se prevé que esté en funcionamiento en 2021.

Oi también está desarrollando un modelo comercial de extremo a extremo que permitirá a terceros contratar su infraestructura de fibra al hogar (FTTH, por sus siglas en inglés). La red de fibra de Oi cubre alrededor de 7.2 millones de hogares en 127 ciudades brasileñas en casi todos los estados, con una tasa de ocupación de la fibra es de alrededor del 20.8 por ciento a nivel nacional.

Zafaneli aseguró que la inversión en fibra seguirá muy fuerte los próximos cuatro o cinco años, al inicio para FTTH y después para 5G. 

Modernización de infraestructura 

“Los cables iniciales que se planteaban con los equipos 3G después se tuvieron que cambiar debido a la demanda que generó 4G.  Las especificaciones de la fibra también van cambiando de acuerdo a las aplicaciones, la ventaja de la fibra es que tiene una durabilidad mayor que las propias tecnologías, con lo cual puede durar de 10 a 25 años. 

“Los primeros cables de 3G quizás van a tener necesidad de cambiar cuando se esté en los últimos productos de 5G o que se requiera incrementar capacidad, instalar más antenas y equipos”, explicó el ejecutivo de Furukawa. 

Y señaló que la inversión en fibra de los operadores se va enfocar primero en la cobertura más que por el cambio de tecnología.