El CEO Itzel Castañares

Las inversiones a la baja en el sector de telecomunicaciones y un menor desembolso en publicidad tanto en anunciantes como en gobierno fueron los principales factores que generaron ‘intermitencia’ en el Producto Interno Bruto (PIB) de la industria de radio y televisión en México.

De acuerdo con datos del INEGI, durante el tercer trimestre del año, el PIB del sector de telecomunicaciones creció 7%, recuperándose del crecimiento cercano al 3% del mismo periodo del año pasado.

Sin embargo, este crecimiento representa un incremento menor comparado con los terceros trimestres que siguieron a la entrada en vigor de la reforma de telecomunicaciones y radiodifusión.

Si bien las inversiones a la baja en telecomunicaciones son uno los principales componentes que explican la variación en el PIB del sector; el consumo al alza explica también la histórica baja de precios que ha beneficiado a los consumidores.

Radamés Camargo, gerente de análisis de The Competitive Intelligence Unit (CIU), comentó em entrevista que pese a ello el aumento del consumo aún no es suficiente para compensar esa caída de precios.

En todo caso, si los ingresos registraran tasas de crecimiento alto generarían que el PIB de telecomunicaciones fuera mayor.

No obstante, el analista señala que de acuerdo con los pronósticos de 2020 esa tendencia a la baja se va a empezar a revertir con la estabilidad de precios hacia adelante.

El aumento en el consumo ya va a empezar y ya está empezando a ser el componente que guía los ingresos al alza y también el PIB de telecomunicaciones

Camargo agregó que, frente a otros trimestres de crecimiento más alto, el tercero es de menor consumo, en el que hay menos recursos pues los consumidores se alistan a las compras en el último trimestre del año, el más fuerte en consumo.

PIB de radio y TV, a la baja

Por su parte Ramiro Tovar, consultor en Regulación Económica y Política de Competencia comentó que el efecto de la contracción económica ha afectado en forma importante tanto al sector de telecomunicaciones como al de radiodifusión.

Ello se ha traducido en un menor gasto en publicidad tanto privada como pública. En su opinión, aunque la penetración de plataformas digitales en captar publicidad también ha incidido, la estabilidad de las audiencias de radio y TV no es la misma de hace años.

En esa misma línea, Camargo cuestionó qué porcentaje de la inversión publicitaria se destina a la radio y TV, dado que cada vez una mayor audiencia está migrando el consumo de contenido a internet y redes sociales, un segmento que crece más significativamente que el tradicional.

Para el analista de The CIU, la distribución de la inversión está enfocada, en términos generales, hacia canales digitales, un enfoque que también tiene el gobierno y que se refleja en su principal canal para transmitir La Mañanera o el Grito de Independencia: YouTube.

La inversión de Slim, ¿hará la diferencia?

A finales de noviembre, Carlos Slim anunció una inversión de 200 mil millones de pesos en telecomunicaciones, un monto que en buena medida estará destinado a la conectividad universal.

Para Camargo, este plan del magnate mexicano “no debe de sorprender”, dado que es un monto que se encuentra en el rango de lo que venido invirtiendo en el país en los últimos años

En ese sentido, el analista de The CIU comentó que, si bien no es una cifra extraordinario, el ritmo de inversión se desaceleró en los últimos años.

De hecho, refirió que la inversión que el Agente Económico Preponderante prometió en 2015 no se cumplió.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here