Irlanda, a través de su Departamento de Comunicaciones, Acción por el Clima y Medio Ambiente (DCCAE, por sus siglas en inglés), aprobó a la National Broadband Ireland (NBI) como el licitante preferido para el Plan Nacional de Banda Ancha (NBP) del país.

NBI será la encargada de construir, operar y mantener la nueva red de banda ancha más rápida para 1.1 millones de personas en el área rural, cubriendo 540 mil instalaciones, incluidas 100 mil empresas, 56 mil granjas y más de 600 escuelas. Se espera un despliegue de la red en el cuarto trimestre de 2019.

La DCCAE resaltó que 98 por ciento de los locales que se cubrirán tendrán acceso a tasas de enlace descendente de hasta 150 Mbps, aumentando a 300 Mbps para el sexto año del despliegue de la red, y 500 Mbps en el décimo año para usuarios residenciales, ofreciendo a las empresas “velocidades mucho más altas”, alcanzando 2 Gbps para el año once y aumentando gradualmente.

En infraestructura, NBI incluirá 15 mil kilómetros de ductos subterráneos y 146 mil kilómetros de cable de fibra nueva. La red reutilizará postes y conductos existentes porque mejora las prácticas de sostenibilidad ambiental y minimiza costos.

La inversión del Estado será de 3 mil millones de euros durante 25 años, incluidos 545 millones de euros para subsidios condicionales y contingentes, y 354 millones de euros en IVA se pagarán a los Comisionados de Ingresos a medida que se gaste el subsidio.

El contrato incluye una amplia gama de protecciones y obligaciones legalmente vinculantes, incluido un conjunto de indicadores clave de rendimiento para garantizar que el servicio se mantenga adecuadamente. El regulador ComReg apoyará a la supervisión del programa asesorando al Departamento de Comunicaciones.

3 COMMENTS

Comments are closed.