Sky Italia ha recibido una prohibición del regulador antimonopolio por tres años para distribuir contenidos exclusivos en su plataforma de servicio de transmisión de video en línea. La medida surge después de un acuerdo de compra entre Sky Italia y la cadena Mediaset.

El regulador italiano asegura que esta unión limitaría aún más la competencia en el mercado, donde Sky Italia tiene el título de jugador dominante. Al respecto, la compañía italiana informó que apelará dicha decisión.

El acuerdo entre Sky Italia se llevó a cabo el año pasado cuando Mediaset anunció la venta de sus activos de televisión digital terrestre de pago, llamados R2, y Sky Italia anunció la compra.

Sin embargo, en abril las compañías acordaron cancelar parcialmente la venta, por la improbabilidad de que el regulador aprobara el acuerdo sin establecer las condiciones.

El regulador aseguró haber dado luz verde condicional al acuerdo y agregó que el “retorno parcial” de los activos de televisión de pago a Mediaset era insuficiente para nivelar su participación en el mercado.

Mediaset cerró sus canales de televisión de paga digital y trasladó su contenido a un servicio de transmisión de video.