El Primer Ministro de Italia, Giuseppe Conte, afirmó que el gobierno podría incrementar su participación en TIM hasta un 25 por ciento, a través de la prestamista estatal Cassa Depositi e Prestiti (CDP), luego de que el cofundador del partido Movimiento de 5 estrellas, Beppe Grillo, propuso la idea como parte de un plan para lograr la fusión de TIM con Open Fiber y así acelerar la expansión de la fibra óptica hacia el cierre de la brecha digital en el país.

Durante una entrevista con el medio Il Fatto Quotidiano, Conte dijo que la idea de Grillo “es buena y es una de las formas en que podría probarse”. El gobierno ha alentado en varias ocasiones a que las partes lleguen pronto a un convenio final.

Open Fiber y TIM han estado en negociaciones durante un año sobre un acuerdo para integrar una sola red nacional de fibra; sin embargo, no han podido resolver sus diferencias en temas de gobernanza, modelo de operación y regulación, lo que ha puesto en riesgo el objetivo de maximizar las inversiones y no duplicar infraestructura.

Para Grillo, la clave para terminar con este conflicto es el papel que puede jugar el Estado por medio de CDP. El político dijo que se debe reemplazar al director Ejecutivo de Open Fiber y nombrar a alguien más dispuesto a trabajar en la fusión; luego, CDP tendría que comprar más activos de TIM para igualar la participación del grupo francés Vivendi (25%) y tener más margen de acción.

CDP también es dueño de Open Fiber en conjunto con Enel. Este segundo inversor se ha mostrado más reacio a completar el acuerdo, pues no lo considera una prioridad y prefiere construir “una red independiente”. En ese sentido, Grillo señaló que Enel es una empresa completamente ajena al mercado de las telecomunicaciones y ha entorpecido la inversión efectiva en tecnología de fibra, lo que hoy ha generado “un desperdicio de recursos sin precedentes”.

Además, Grillo afirmó que el modelo bajo el cual ha funcionado Open Fiber ha sido un total fracaso, ya que la empresa mayorista debió haber impulsado la digitalización de Italia y no ha logrado contribuir como se esperaba al desarrollo de la banda ancha. Para este año, el plan de banda ancha tendría que haberse implementado en un 80 por ciento, “pero con suerte sólo alcanzaremos 40 por ciento”, puntualizó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here