A partir de la primera mitad de 2020, Italia deberá realizar la transición al DVB T2, el nuevo estándar para la transmisión de la señal de televisión digital terrestre, proceso que culmina con el apagado final en junio de 2022, dando paso al lanzamiento de las frecuencias destinadas a 5G.

Desde 2019, el gobierno puso a disposición de los ciudadanos un incentivo de 50 euros para comprar televisores que admiten la tecnología o decodificadores Dvb-t2 HEVC, que es adaptable a dispositivos comprados antes de 2017, fecha desde la cual se bloqueó la venta de equipos que no cumplen con los nuevos estándares. La contribución estatal se otorga a familias con ingresos menores a 20 mil euros por año.

Un 35 por ciento de la población italiana se verá afectada por el apagón, según estimaciones recientes.

La liberación de la banda de 700 MHz iniciará con Campania, Lazio, Liguria, Toscana, Cerdeña y Umbría. Del 1 de enero al 30 de mayo de 2020, los canales 50 a 53 serán liberados. En esta fase, los televisores, incluidos los más antiguos, capaces de recibir señal digital terrestre en definición estándar (no HD), continuarán recibiendo las transmisiones.

Del 1 de junio al 31 de diciembre, será el turno de Lombardía, Piacenza, Piamonte, Trentino-Alto Adige y Valle de Aosta. A partir del siguiente año, seguirán Catanzaro, Reggio Calabria, Sicilia y Vibo Valentia hasta junio, mientras que el 1 de septiembre de 2021, será necesario un decodificador Dvb-t capaz de recibir transmisiones HD y se hará un llamado a las regiones faltantes.

Así, para junio de 2022, se podrá realizar la adopción del DVB-T2 y los televisores antiguos tendrán que cambiarse o readaptarse.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here