Italia se ha convertido en el país más barato para servicios móviles de pospago en Europa occidental, luego del lanzamiento de Iliad como cuarto operador nacional, según la última investigación realizada por Telecompaper.

El estudio analizó un total de mil 307 planes de tarifas activos en el primer trimestre de 2019 ofrecidos por 72 operadores en 16 países en Europa, incluidos los planes sólo para SIM y los que incluyen el teléfono inteligente, generalmente un modelo de gama alta, como el Samsung Galaxy S9.

El precio más bajo y el precio promedio de los planes propuestos al consumidor se comparan con la paridad de poder de compra. Por lo tanto, Italia es el único país con los precios más “baratos”, tanto en tasa promedio como en tasa más baja en el mercado.

Dinamarca, Francia, Finlandia, los Países Bajos, Noruega, Suecia y el Reino Unido están en el grupo de los países menos costosos, con precios promedio más bajos que el promedio de los 16 países considerados. En contraste, Grecia, Irlanda, Portugal y España son los mercados más caros; en particular, Grecia es el único país con costos superiores a la media en todos los rangos de precios.

Recomendado: Brasil: segmento pospago llega a casi 50% del total de suscriptores móviles

Entre los planes tarifarios más comunes en los 16 países europeos estudiados, el de SIM de mil minutos y 10 GB bajó el costo promedio mensual a 29 euros en el primer trimestre de 2019, desde 36 euros en el primer trimestre de 2018.

En Italia, el precio es de 15 euros y ha desplazado a Dinamarca, el país más barato del año pasado, pero que sigue siendo el segundo más barato con un precio promedio de 16 euros.

El estudio también destaca una limitación adicional para el consumidor en el último año, debido a menos planes disponibles. Irlanda es el país con menos opciones: sólo dos rangos de precios para los planes sólo para SIM. Italia, junto con Austria, tienen tres planes tarifarios sólo para Sim.

En cambio, el número de planes con mayores volúmenes de datos está creciendo: más de 60 por ciento ahora incluye al menos 5 GB (pero algunos son “ilimitados”), en comparación con alrededor de 50 por ciento el año pasado.

Sin embargo, el aumento de datos generalmente no se ha traducido en un aumento de los precios, y los analistas de Telecompaper esperan que los operadores continúen teniendo dificultades para que los precios más altos en el mercado se cobren por el aumento del consumo de datos.

Los operadores, en cambio, han aumentado la oferta de paquetes combinados con telefonía fija, con la que las empresas de telecomunicaciones intentan reducir la rotación de clientes, aumentar la participación de mercado y aumentar el ingreso promedio por familia de suscriptores.