#ITDNow | Reglas de neutralidad de la red deben ser flexibles para permitir innovación en el ecosistema digital

En el marco del diseño de lineamientos sobre la gestión del tráfico en la red en México, expertos internacionales destacaron que se necesita flexibilidad y preservar los derechos de los consumidores.

0
315

En el debate sobre la regulación de la neutralidad de la red no puede existir una visión binaria con posturas blanco y negro, sino que se necesita procurar la innovación de productos y servicios digitales y, en paralelo, la protección de los consumidores y de la arquitectura abierta y libre de Internet, coincidieron especialistas durante el evento Iberoamérica Transformación Digital Now.

La neutralidad de la red es un principio que se refiere a la no discriminación del tráfico por parte de los proveedores de servicio de Internet (ISP, en inglés). En Estados Unidos, las reglas al respecto fueron derogadas en 2018, mientras que en México se está discutiendo actualmente un anteproyecto sobre lineamientos para la gestión del tráfico en la red.

Christian O’Flaherty, vicepresidente regional para América Latina y el Caribe de Internet Society, explicó que la discusión sobre las medidas de neutralidad de la red debe tomar en cuenta que la innovación requiere flexibilidad, hacer pruebas y dar entrada a nuevos servicios o aplicaciones; al mismo tiempo, considerar cómo las prácticas de los ISP pueden afectar a los consumidores y su acceso libre, transparente y justo a los recursos de Internet.

Sin una gestión mínima del tráfico en la red, no se podría garantizar el funcionamiento pleno de las redes. Por ello, los órganos reguladores no deben aplicar reglas restrictivas, sino optar por una regulación ex post; es decir, ver cómo se desenvuelve la dinámica de mercado y entrar a resolver si existen prácticas que limiten la competencia o afecten a los usuarios, destacó Lester García, director de Política Pública, Conectividad y Acceso de Facebook para América Latina.

El Director de Políticas Públicas para América Latina de GSMA, Lucas Gallitto, convino en que la mejor opción es un enfoque ex post, el cual garantizaría tener una Internet abierta y también libertad comercial para las compañías de telecomunicaciones. Agregó que 5G exigirá repensar el concepto de la neutralidad de la red, pues requerirá gestionar el tráfico de manera diferente en entornos productivos o de misión crítica, en los que se requiere alta precisión.

La pandemia de Covid-19 ha desafiado la gestión del tráfico, ya que generó una mayor demanda de servicios de banda ancha y consumo de diferentes servicios y aplicaciones, comentó Víctor Rodríguez, titular de la Unidad de Política Regulatoria del Instituto Federal de Telecomunicaciones de México.

“Debe existir una gestión del tráfico que permita mantener el servicio en la red móvil”, puntualizó. En el marco del diseño de los lineamientos en México, dijo que el organismo busca poner el foco en los derechos de los usuarios, ofrecer certeza a los operadores y tener una visión a futuro sobre la regulación digital, partiendo de una visión holística.

Sissi de la Peña, gerente de Comercio Digital de la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), abogó por que el marco regulatorio no permita a los ISP bloquear, limitar o priorizar el tráfico en Internet, pues este tipo de prácticas interfieren con la libre elección de los usuarios. Destacó que se deben adoptar prácticas razonables, transparentes y proporcionales de gestión del tráfico, que no persigan fines comerciales.

Gobernanza multistakeholder

Además, en el foro los expertos dialogaron acerca de cómo se debe replantear la gobernanza de Internet en un ecosistema digital dinámico y en constante evolución. Todos acordaron que el modelo de colaboración debe darse entre todas las partes interesadas (multistakeholder), con el objetivo de preservar la naturaleza libre y abierta de Internet.

“Un modelo multisectorial de la gobernanza de Internet es lo que ha permitido la innovación”, apuntó Víctor Rodríguez. En el trabajo de cooperación, deben estar inmersos los reguladores, las plataformas digitales, la industria de telecomunicaciones, los organismos internacionales y todos los actores interesados, para mantener un ecosistema abierto, expresó.

El funcionario del IFT adelantó que el organismo mexicano establecerá un comité especializado en gobernanza colaborativa para afrontar los retos de la regulación de Internet, tomando en cuenta las implicaciones en el ámbito financiero, protección de datos, competencia y otras materias.

La gerente de Comercio Digital de ALAI comentó que los nuevos retos digitales son incompatibles con acciones descoordinadas y medidas de urgencia que se han tomado alrededor del mundo para regular el mercado digital ―en temas como la seguridad en línea o la protección de datos e Inteligencia Artificial―, por lo que llamó a identificar mecanismos de colaboración activa antes de implementar reglas que pueden dañar la arquitectura abierta de Internet.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here